Reincorporaron a todos los despedidos en Bunge tras imponerse la conciliación obligatoria

La empresa aceptó el laudo ministerial y ahora las partes negociarán el futuro laboral de casi un centenar de operarios.


Bunge acató la conciliación obligatoria, dictada el miércoles por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, en el marco del conflicto del despido de 60 trabajadores del complejo situado en Ramallo y nucleados en la Federación de Trabajadores Aceiteros.

Tras el dictamen y la aceptación del laudo, los operarios aceiteros reingresaron a la planta.

Desde la entidad sindical indicaron que la primera audiencia entre las partes se estableció para 2 de agosto venidero, en la sede San Nicolás de la cartera laboral.

Además de los obreros aceiteros, la agroexportadora también cesanteó a otros 35 que están bajo la tutela del Sindicato Químico.

 

10