Hay algo sobre los productos de belleza que jamás notaste

Vean las etiquetas, chicas.


No estamos prestándole mucha atención a este pequeño simbolito en la etiqueta.

"El pequeño símbolo de tarro con número en la etiqueta de productos de belleza muestra la cantidad de meses en las que el producto expirará después de haber sido abierto".

“El pequeño símbolo de tarro con número en la etiqueta de productos de belleza muestra la cantidad de meses en las que el producto expirará después de haber sido abierto”.

Si utilizas un producto luego de su fecha de vencimiento, ese producto puede no ser ineficaz (¡como el protector solar!) o puede posiblemente causar una infección bacteriana.

Si, por ejemplo, el rímel vence en seis meses y lo has estado usando por más tiempo, has estado poniendo sistemáticamente bacterias de tus ojos en un tubo de producto seco y vencido, y esas bacterias pueden crecer dentro de ese tubo, que luego vuelves a ponerte en los ojos. ADEMÁS, el rímel seco y vencido deja costras, y no queda lindo.Básicamente; tira tus productos cuando estén vencidos.

Si, por ejemplo, el rímel vence en seis meses y lo has estado usando por más tiempo, has estado poniendo sistemáticamente bacterias de tus ojos en un tubo de producto seco y vencido, y esas bacterias pueden crecer dentro de ese tubo, que luego vuelves a ponerte en los ojos. ADEMÁS, el rímel seco y vencido deja costras, y no queda lindo.

Básicamente; tira tus productos cuando estén vencidos.

Cada producto de belleza debe contener el símbolo de frasco y número, ya sea en el propio producto o en su empaque.

Siempre busca ese símbolo antes de tirar el empaque de plástico/papel.

Siempre busca ese símbolo antes de tirar el empaque de plástico/papel.

La cuenta regresiva comienza el día que abres el maquillaje, no el día que lo compras.

Así que si compras un maquillaje y no lo abres en un mes, comienza a contar desde el día en que comienzas a utilizar el producto, no desde el día de la compra.

Así que si compras un maquillaje y no lo abres en un mes, comienza a contar desde el día en que comienzas a utilizar el producto, no desde el día de la compra.

Y aquí está la forma más fácil de asegurar que nunca vuelvas a usar productos vencidos.

"Cuando abras un nuevo producto, escribe la fecha sobre él para saber cuándo es que expira".

10