Confirmado: Vuelven las retenciones tributarias a la agroexportación


El presidente Mauricio Macri, y luego el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmaron la vuelta de las retenciones para el campo, pero quizás el peor de todos los datos, es que serán móviles, algo que llevó al sector agroindustrial a copar las rutas argentinas en 2008 para oponerse a la famosa “125”.

El nuevo esquema de retenciones le generará al gobierno una recaudación extra de 280.000 millones de pesos durante 2019, lo que significa 1,1 del PBI.

Los principales detalles de estos anuncios son la aplicación de un impuesto de 4 pesos por cada dólar provenientes de exportaciones primarias, 3 pesos por dólar para el resto de las exportaciones, y reducción al 18 por ciento de la alícuota para porotos, harinas y aceite de soja.

“Dado que estamos incrementando los derechos de exportación en forma generalizada para todas las exportaciones de la Argentina, hemos decidido adelantar el cronograma de reducción de los derechos de exportación de soja y derivados”, dijo el ministro en la conferencia de prensa.

Y continuó: “A partir de mañana (martes 4 de septiembre), regirá una reducción al 18% en la alícuota para porotos, harinas y aceite de soja hasta diciembre de 2020. Con esta medida, la recaudación adicional que esperamos en 2018 es de 68.000 millones de pesos (0,5% PBI)”

Antes, el presidente Mauricio Macri dio un mensaje en el que confirmó impuestos a las exportaciones y reconoció que se trata de un “impuesto malo, malísimo”.

“Vamos a pedirles a quienes tienen más capacidades para contribuir. Me refiero a aquellos que exportan en la Argentina, que su aporte sea mayor”, anunció Macri en relación al plan para reducir el déficit fiscal.

 

10