Misterio en el mar: encuentran muerta a una modelo en un lujoso yate en una isla griega


Tenía una vida idílica, llena de placeres y belleza. Los compartía con amigos y con sus miles de seguidores en Instagram. Hasta que, un misterioso hecho que está en investigación, se llevó los sueños de Sinead McNamara, una modelo australiana de apenas 20 años.

Murió en Cefalonia, una isla de Grecia, a bordo del lujoso yate Mayan Queen IV. Llevaba cuatro meses trabajando en el imponente buque, de 93 metros de largo, que visitaba distintos puertos del mar Mediterráneo.

La joven fue encontrada el viernes por las 2 de la madrugada sobre la parte trasera del barco, que estaba amarrado en el puerto. La chica “estaba inconsciente y enredada a una cuerda“, detalló el diario The Australian.

A pesar de los esfuerzos de los miembros de la tripulación -entre los que había un médico- por resucitarla, todos los intentos fueron en vano. La joven falleció mientras la trasladaban en helicóptero hacia un hospital de Atenas. Cuando escucharon la trágica noticia, la madre y la hermana de la modelo viajaron a Grecia.

El propietario del yate es Alberto Bailleres, de 87 años, uno de los hombres más ricos de México. Es el dueño de la mayor mina de plata del mundo, llamada Fresnillo.

Según lo informado por la prensa griega, Bailleres y su familia habían dejado el buque tres días antes del incidente, por lo que Sinead habría estado sólo con los miembros de la tripulación, compuesta por unas 24 personas.

La “influencer” de redes sociales era oriunda de Port Macquarie, una ciudad de Nueva Gales del Sur, Australia. Con frecuencia compartía fotos de sus viajes en su cuenta de Instagram, donde tenía más de 23.000 seguidores. “Viviendo y trabajando en un bote, viendo todo lo que el mundo tiene para ofrecer”, posteó hace un mes.

10