Trabajadores resisten despidos, se le plantan al gremio y lo acusan por “defender a la empresa”


La empresa de electrodomésticos Liliana, situada en Granadero Baigorria, comunicó el despido de veinte operarios, y como argumento, esgrimió la merma en las ventas y el incremento de los costos, principalmente, devenido de la última devaluación de la moneda argentina.

Sin embargo, tales razones no son consideradas válidas por un grupo de trabajadores que acusan a la empresa de recurrir a un fraude en materia laboral.

“Esta firma siempre utilizó el fraude de los contratos (laborales) para precarizar a los trabajadores y despedirlos cuando les conviene. Ahora quieren descargar la baja en las ventas sobre los trabajadores, pero no es creíble que estén teniendo pérdidas; y si fuese verdad que están en crisis, entonces que muestren los libros contables de los últimos cuatro años”, precisó uno de los operarios de Liliana, Antonio Donello.

Pero más allá de la opinión de Donello y de la veintena de cesanteados, hasta el momento no hubo una pronunciación oficial de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), gremio con potestad sindical en esa planta, y tan solo hubo manifestaciones de un grupo de obreros, como las del pasado martes cuando se movilizaron por la autopista Rosario-Santa Fe.

“No es de extrañar que la UOM se posicione a favor de las patronales. Este gremio es reconocido en la región por arreglar con las empresas las condiciones para los despidos y retiros voluntarios”, acusó Lucas Castillo, uno de los obreros despedidos..

Y recordó el trabajo gremial emprendido por una comisión interna opositora a la conducción de la UOM Rosario que generó amplios beneficios. “En Liliana nos organizamos desde las bases y con una pelea muy fuerte pudimos sacar a la luz el fraude de estos contratos y ganamos el pase a planta permanente de todos los trabajadores. Desde entonces, hace de ello más de cuatro años, no hubo más contratados en esta empresa, pero con la colaboración del sindicato (UOM), la empresa despidió a todos los que fuimos referentes de esa lucha y volvió a meter contratados; siempre usan de mano de obra descartable para despedir a su antojo cuando especulan con sus ganancias”, concluyó.

10