Avanza la instalación de medidores domiciliarios y se anticipa una baja de su costo

Aguas Santafesinas ya instaló 1200 de los 6200 medidores necesarios para que toda la ciudad cuente con ese artefacto en sus domicilios.


Con una inversión total de 11 millones de pesos, aportados por la Provincia, la empresa Aguas Santafesinas SA avanza en la colocación de medidores. Se espera que la actividad termine en abril del próximo año. Para entonces, los usuarios sanlorencinos tendrán este sistema de medición, mientras que hasta el inicio de las obras menos de la mitad (44 por ciento) lo posee.

“De este modo se busca lograr una mayor equidad, ya que cada usuario pagará, como algunos ya lo vienen haciendo, de acuerdo a su consumo real y no a la superficie de la propiedad. Además, otro objetivo esencial es preservar al máximo este recurso esencial,  ya que se puede determinar cuánta agua se entrega a la comunidad y cuánta agua reciben los vecinos, permitiendo técnicamente ubicar los sectores donde puede haber problemas y/o fugas, para trabajar en su reparación”, expresaron desde la empresa.

“En todos los casos, el medidor se instala en los inmuebles considerados técnicamente medibles, es decir que no se traten de propiedades horizontales, o con conexiones compartidas; en estos casos,  los usuarios pueden solicitar un medidor comunitario, previo acuerdo entre los consorcistas”, aclararon.

Entre otros datos, Aguas Santafesinas destacó que esta campaña no tendrá costo alguno para el usuario, distinto a lo sucede si alguien solicita el medidor, ya que su cargo, por única vez, ronda los 2.000 pesos.

Algunos tips a tener en cuenta para no pagar demás:

-Verificar que no existan pérdidas en sus instalaciones internas (tanques, depósitos de inodoros, canillas y cañerías) ya que pueden representar una diferencia importante en la factura.

-Controlar la evolución de sus consumos verificando que no marque mientras tiene las canillas cerradas.

-Hacer un seguimiento de las instancias posteriores a la instalación del medidor para hacer una detección temprana de la existencia de alguna posible pérdida no verificada previamente que pueda distorsionar el consumo real del domicilio.

-Recordar que está prohibida la colocación de bombas succionadoras directas a red que pueden distorsionar también los consumos.

-La instalación correcta es una cisterna a nivel del suelo, de donde el agua puede ser bombeada al tanque elevado de distribución.

-Entrenar el oído para “escuchar” el ruido que originan las pérdidas continuas de agua en canillas, duchas, depósitos de inodoros y tanques o cisternas.

 

10