Caballos exóticos, autos de lujo y un club de campo en manos de poderoso sindicalista

Lo acusan de malversación de fondos, pues con dinero del gremio adquirió todos esos bienes. Los caballos valen unos 50 millones de pesos, y los coches, otro tanto

El sindicato aludido posee 26 de estos caballos, que son los mismos que usa la realeza holandesa para pasear en sus carruajes.

Zarina K (hembra), Renatta de Vázquez (hembra), Oltman (macho), Arani Bouw (hembra), Arani Centaruo (macho).

¿Qué tienen en común estos extravagentes nombres? Son ejemplares equinos registrados a nombre de FATAGA en la Sociedad Rural Argentina.

¿Qué es FATAGA? Federación Argentina de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines que dirigen sindicalistas alienados a la Casa Rosada y que hoy, según se adelantó, serán acusados penalmente por “administración fraudulenta” del patrimonio sindical.

Según la denuncia redactada por la abogada Silvina Martínez, asesora de Margarita Stolbizer, el secretario general Raúl Alberto Álvarez y otros gremialistas usufructúan un campo de 70 hectáreas, 26 caballos frisones y una flota de 80 vehículos para uso personal. La presentación se apunta a SUTIAGA, del Sindicato Unido de la misma rama, y bajo el mismo dominio.

En el documento que se analizará en los tribunales federales de Comodoro Py, en Buenos Aires, se detalla la ubicación exacta del predio, en el partido de Lujan. “Se trata de un imponente club de campo ubicado en el Barrio Parque Irigoyen, en el Partido de General Rodríguez (circunscripción 4 sección H quinta 2 parcela 4B), que cuenta con casco principal y bungalow para huéspedes, caballeriza, amplio garaje con autos de lujo, salón de fiestas y eventos”, indicó Martínez. La valuación fiscal del Haras es de $ 16.571.609, a pesar de que todavía figura “en construcción”.

A la derecha y con chomba roja, el secretario general de FATAGA, Raúl Alberto Álvarez, junato a su segundo. Ambos están denunciados.

“La particularidad es que si bien muchos de los bienes se adquirieron a nombre de FATAGA o de SUTIAGA los afiliados no pueden disfrutar de las instalaciones”, enfatizó la ex funcionaria de la Inspección General de Justicia (IGJ).

La sospecha es que los jefes de la Federación y el Sindicado se aprovecharon de que los bienes de las asociaciones sindicales están exentos de toda clase de gravamen, contribución o impuesto (pago de ganancias e IVA) para comprar y desarrollar emprendimientos de índole privados.

Según información del registro de la propiedad inmueble el campo fue inscripto a nombre del SUTIAGA de la localidad de San Martin, mediante la escritura N° 163 de 2006. “Este predio es mantenido diariamente con personal de FATAGA y el sindicato. Pero lo llamativo es que no lo usa nadie. Los afiliados no pueden disfrutar de sus instalaciones, ya que es usufructuada por los dirigentes de la Federación quienes cumplen sus caprichos”, insistió Martínez.

Uno de esos caprichos es la cría de caballos frisón holandés, los que habitualmente son utilizados por la realeza naranja para “tirar” de los carruajes reales, que generalmente trasladan a la reina Máxima Zorreguieta en actos públicos.

“FATAGA posee 26 caballos frisones y se dedica a la cría de esta especie mediante procesos de inseminación a los fines de aumentar el grupo de ejemplares. Estos caballos son adiestrados diariamente para participar en exhibiciones y certámenes”, resaltó la denuncia.

Cada frisón cotiza por encima de los u$s 50.000. “Son una de las razas más utilizadas en el cine y espectáculos por su gran tamaño, su color negro y sus crines espesas y onduladas que dan a los animales una apariencia imponente”, remarcó la denunciante.

Uno de los autitos a nombre del gremio, un Mercedes Benz modelo B70 GLE 400 Coupé, cotizado (O KM) arriba de los 100.000 dólares.

Los animales están registrados a nombre de Carlos Vázquez en la Organización Holandesa de Frisones. Vázquez es empleado de FATAGA, responsable Área Servicios al Beneficiario de la Obra Social gremial y socio comercial del secretario general Álvarez en Sheeperd S.A., una empresa creada en 2017 con el objeto de dedicarse a la actividad ganadera.

Además de Álvarez y Vázquez, en la sociedad también figura Leonardo Javier Bonada. Este último aparece anotado además en Bontana Construcciones S.A. y a cargo de una peluquería en Lanús. Asimismo, Bonada surge asociado a Cafetier S.A., un bar donde Álvarez también fue propietario, ubicado a una cuadra de la sede central de la CGT de la calle Azopardo.

Pero en FATAGA no solo los mueve la tracción a sangre. “Creemos que los fondos fueron desviados irregularmente y sin justificación para la adquisición y construcción de este club de campo, como también para los caballos y la imponente flota de autos de lujo”, sostuvo Martínez en la denuncia a la que accedió ámbito.com.

Según el Registro de la Propiedad Automotor, a nombre del sindicato hay más de 80 vehículos: 18 camionetas Hilux; dos Mercedes Benz; cinco camionetas BMW; un tractor; un camión, y decenas de autos utilitarios. Álvarez tiene cédula propia para conducir el Mercedes modelo B70 GLE 400 Coupé.

Fuente: ambito.com

MÁS NOTICIAS
Merodeaba las escuelas para “manosear” chicas, pero fue atrapado y ahora lo acusan por abuso sexual

Merodeaba las escuelas para “manosear” chicas, pero fue atrapado y ahora lo acusan por abuso sexual

Se trata de un menor de 16 años. Por lo menos hay siete víctimas. Los abusos acontecieron entre el viernes y este lunes. Sucedió en Puerto San Martín

Intendente de Timbúes ya decidió a quien apoyará para las elecciones a la gobernación

Intendente de Timbúes ya decidió a quien apoyará para las elecciones a la gobernación

Lo hizo público días atrás durante un evento público, en esa localidad, y con la presencia in situ del elegido, un funcionario de alto nivel en la provincia

Encapuchados se metieron a una casa, robaron y amenazaron con llevarse a la hijita para venderla

Encapuchados se metieron a una casa, robaron y amenazaron con llevarse a la hijita para venderla

Sucedió esta madrugada en Capitán Bermúdez. Los cacos eran tres y sustrajeron cuatro anillos de plata, $1.500 en efectivo y una botella de Fernet. La pesadilla duró más de media hora