Desventuras de un asesino: Caminaba ensangrentado tras una rencilla callejera, lo reconocen y lo meten preso


Ayer pasado el mediodía, personal policial de la comisaría 7º de San Lorenzo divisa a un hombre caminando con mucha dificultad, por lo que se aprestan a brindarle ayuda descubriendo que su pantalón estaba todo ensangrentado.

Al entablar conversación para averiguar que le había sucedido lo reconocen como Luciano G, sobre quien pesaba un pedido de captura por estas acusado de un asesinato.

En esos momentos el sujeto apura su paso y se introduce dentro de una vivienda situada en calle Costanera al 300, sobre el arroyo San Lorenzo, resultando ser la casa de su madre. Con los policías detrás, el susodicho toma una silla y se sienta cómodamente en medio del patio, con su pierna sangrando y enciende un cigarrillo.

Los efectivos le ruegan que les permita solicitar ayuda médica, a lo que el individuo acpeta sin oponer reparo alguno, como tampoco al momento de comunicarle que iba a ser trasladado hasta un hospital para luego quedar detenido.

Atendido en el nosocomio local, se confirma su identificación, tratándose de Luciano Miguel Ángel G, de 22 años, con pedido de captura vigente por el hecho caratulado homicidio doloso, del que fuera víctima Esteban Centuriión, sucedido el pasado 28 de agosto del corriente año cuando el susodicho quedó gravemente herido para fallecer el 13 de octubre.

Luciano G está detenido en la alcaidía de la Unidad Regional XVII a disposición de la Justicia.

Lo que nunca terminó por describir fue la manera en que terminó hiriéndose la pierna.

 

10