Histórico: Industrias de Timbúes y San Lorenzo le iniciarán un juicio a los Estados Unidos de América


Las firmas Dreyfus y Vicentín, compañías radicadas en esta región y que hasta hace poco exportaban biodiesel al mercado norteamericano, iniciaron una millonaria demanda contra el estado norteamericano al considerarse perjudicadas y entender como “ilegal” la decisión del gobierno de Donald Trump -por decisión de su Departamento de Comercio- en aplicar aranceles antidumping a la importación de biocombustible criollo que generó pérdidas por u$s 1.500 millones a la industria nacional.

En dicha presentación formulada el Tribunal de Justicia Internacional de Nueva York se alega que los aranceles impuestos representan el 75% de derechos antidumping actuales, los que “son arbitrarios, injustificados e ilegales”.

Oportunamente, los organismos norteamericanos entendieron que el biodiesel recibía subsidios y que a raíz de ello la industria norteamericana fue dañada por la importación desde Argentina; ergo, se cerró este mercado por los próximos 5 años, que es el tiempo en que rige la medida.

Hasta ese entonces, estados Unidos era un campo estartégico para la colocación de biodiesel argentino, producido mayormente en las fábricas instaladas en San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes.

Ahora, solo tiene el mercado europeo, pero solo hasta enero venidero, fecha en que se dará a conocer un nuevo fallo para la imposición d eun probable arancel similar al de los estados Unidos.

El proceso judicial demandará no menos de un año y medio antes que el tribunal neoyorkino se expida.

Fuente: BAE

 

10