MariXa Balli dijo que no se ve reflejada en la peli de Rodrigo: “Soy la trola”

Una de las más ofendidas con la película, dirigida por Lorena Muñoz, fue Marixa Balli, ex pareja del cordobés.

Invitada al living de Intrusos, la ex vedette se despachó de lo lindo y apuntó contra el filme. La actriz que la personifica es Jimena Barón, quien antes de empezar a rodar se reunió con ella para meterse mejor en el rol. Sin embargo la morocha no está conforme con el resultado.

“Fui sola a verla el viernes y la verdad es que no me siento para nada reflejada, identificada. Si me preguntás qué veo, yo veo a un muchacho que contrata a una chica para un video, a la que la tratan como si fuera nada. En ese momento, yo era la cara del momento. Y ni bien me meten en el ascensor es: ‘Hola, ¿qué tal?’ y ‘tun, tun, tun’. No hay un diálogo”, dijo enojada.

“Fue una relación, por más que la gente diga lo que diga, lo importante es lo que vivimos entre los dos y fueron muchas cosas”, insistió. Fue entonces cuando la madre de Rodrigo, Betty Olave, quien estaba en comunicación telefónica con el programa, intervino. “A Marixa en la película se la trata muy mal”.

MÁS NOTICIAS
Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Es sabida la crisis por la que atraviesa aquella nación y la cantidad de refugiados esparcidos por el mundo. Un caso conmovedor tanto por quien recibe como por quien da

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

En San Lorenzo será esta tarde en la esquina de los bancos a las 18. “Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio”, manifiestan.

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Miserable ataque de dos supuestos simpatizantes de Central, que huyeron del lugar tras el ataque. Ocurrió en Roldán, luego que los "canayas" ganaran la Copa Argentina