Municipalidad clausuró dos veces seguidas una disco, a sus dueños “les importó un rábano” y reabrieron igual


La disco sanlorencina Bourbon, ubicada en calle Entre Ríos al 600, a metros de la avenida San Martín, en San Lorenzo, infringió el pasado fin de semana una disposición municipal por la que clausuró el lugar y, a pesar de ello, sus propietarios decidieron abrir sus puertas como si nada permitiendo el ingreso de público.

¿Por qué regía una clausura? De acuerdo a la versión oficial, los planos que presentaron del inmueble no reúnen los requisitos exigidos por la ordenanza vigente, y hasta tanto se adecuen, el lugar permanecerá clausurado para la actividad declarada, esto es, boliche bailable.

En realidad, la clausura operaba desde el fin de semana anterior, o sea, desde el pasado 20 de octubre. Lejos de aceptar la disposición municipal, sus propietarios hicieron caso omiso, continuaron con la actividad en la disco como si nada y se negaron a desalojar el lugar. Esto hizo que personal municipal encomendado a proceder con la clausura radicara una denuncia en sede policial y labraran actas por “violación a la clausura”.

Este pasado sábado volvió a ocurrir algo similar, pues se hizo caso omiso a la clausura y se permitió, otra vez, el acceso de público.

A diferencia de Bourbon, otros boliches de la ciudad que también disponen de medias similares, en este caso por no responder al máximo permitido de “ruidos molestos”, aceptaron la resolución y están adecuándose a las exigencias legales para reabrir sus puertas.

¿Este próximo fin de semana sus irascibles dueños seguirán con su amenazante posición de prescindir del orden legal y reabrirán sus puertas, a pesar de regir la clausura del boliche? En pocos días, se sabrá que actitud toman.

10