Religioso acusado de abusos permanecerá detenido en una amplísima casa quinta de la zona


Este es el frente de la paradisíaca propiedad en la que la Iglesia alojará al religioso acusado de abuso.

El laico consagrado Juan Aveiro, acusado de abusar sexualmente de tres internos del Cottolengo Don Orione, sito en la localidad deGeneral Lagos, fue beneficiado con la prisión domiciliaria que cumpliría en una casa quinta de Roldán y que es propiedad de la Iglesia Católica.

Durante su estadía deberá utilizar una tobillera electrónica, de manera obligatoria.

Así lo resolvió el juez de Cámara, Javier Beltramone, en una audiencia celebrada ayer en los tribunales de Rosario.

Esta es la segunda vez que el religioso (que no es sacerdote pero tiene votos de castidad, pobreza y obediencia) obtiene la prisión domiciliaria.

En agosto de este año, el mismo camarista tomó una resolución similar y le dio al “hermano Juan”, como se conoce al acusado, la posibilidad de permanecer en un inmueble de calle España 974, de Rosario, pleno centro de Rosario.

Ahora, hay que ver si hay disponibilidad de tobilleras electrónicas y luego deberá ir personal del Ministerio de Seguridad a realizar un informe de viabilidad para ver si el inmueble es apto para alojar a una persona sobre quien recae una acusación de delito sexual.

Fuente: La Capital

10