Cruzaron a la isla para pasar el día y dejaron al perro encerrado en el auto y al rayo del sol

El can fue socorrido por personal policial que debió destruir una ventanilla para sacarlo. Al regresar los dueños acusaron a los uniformados por abuso de poder


Un hecho insólito ocurrió este domingo por la tarde en la costanera rosarina cuando una pareja de cordobeses dejaron su perro dentro del auto frente al Monumento a la Bandera, en Rosario, y se fueron a pasar la tarde a la isla.

La repudiable situación no solo está compuesta por el abandono del animal, sino por dejarlo en el habitáculo, con todas las ventanillas cerradas y al rayo del sol.

La situación fue observada por testigos que llamaron a la Guardia urbana Municipal (GUM) y a la policía, quienes tuvieron que romper el vidrio del auto para sacar a la mascota de tan incómoda situación a momentos en que estaba jadeando por el calor y la falta de oxígeno y agua. El dueño del auto y del animal tuvo una “crisis de ansiedad” cuando regresó. Fue atendido y luego llevado a la comisaría.

Los agentes tomaron conocimiento del caso alrededor de las 15 y pasadas las 18 se presentaron los dueños del Chevrolet Celta y del perro, quienes acusaron a los efectivos del orden por abuso de poder y autoridad, no admitiendo la torpeza que ellos acaban de hacer dejando al can de esa situación de peligro de vida.

La mujer fue la que intentó dar una explicación a tal actitud: “En la isla no admiten perros”, dijo.

Pero no todo acabó allí, ya que de inmediato, el hombre se tiró al suelo y comenzó a jadear y agitar brazos y piernas, frenéticamente. “Crisis de ansiedad”, le diagnosticaron.

Una vez repuesto fue llevado a la comisaría para los trámites de rigor.

Fuente: rosario3

10