Un cielo gris recuerda a Justina Lo Cane

Hoy se cumple un año de la muerte de la niña que inspirara la nueva Ley de Trasplante


Justina Lo Cane tenía 12 años cuando el 22 de noviembre de 2017 , luego de estar internada durante cuatro meses en la @fundacionfavaloro a la espera de un transplante de corazón, el cual nunca llegó.

Su familia había publicado en @facebook una carta en la que remarcaban que Justina: “soportó y resistió, esperando. Soñando en su fiesta de cumpleaños el 9 de diciembre.”

Justina había ingresado en la lista de espera del Incucai luego de sufrir en julio del año pasado una descompensación, producto de una cardiopatía que había adquirido al año y medio por un virus, tras una neumonitis.

En septiembre de 2017 tuvo otra descompensación y entró de urgencia a terapia intensiva de la Fundación Favaloro. Dos días después, cuando todos sus órganos se descompensaron, la nena debió ser conectada a un soporte cardíaco y respiratorio mientras esperaba en emergencia nacional un corazón para el trasplante.

Durante ese tiempo padeció más complicaciones, como una trombosis que obligó a amputarle los dedos del pie derecho.

Justina tuvo más de 10 operaciones para recibir corazones durante su internación en la fundación Favaloro. Sin embargo, ninguno pudo concretarse. Hubo un caso en el que el órgano era compatible, pero sufrió una complicación y debieron descartarlo. #memoria #JustinaLoCane

10