Un ciervo apareció corriendo en pleno barrio Pichincha y se metió dentro de un bar

Asustado y herido, el animalito atravesó el ventanal del bar ubicado en Oroño y Güemes y corrió desesperado dentro del local.


“Estaba cerrando el local junto a un compañero cuando vi el ciervo que apareció caminado por Wheelwright, tomó por Oroño y vino para acá”, contó Lautaro, el encargado del bar, al diario La Capital.

“Se resbaló en la entrada de un edificio que está frente al bar y se golpeó la cabeza contra la puerta de vidrio. Ahí se debe haber asustado, porque empezó a correr, rompió la ventana de nuestro bar y se metió adentro”, detalló.

10