La reina Máxima de Holanda elogió la inversión millonaria de una pyme sanlorencina


Ivan Brajkovic Presidente de Brayco saludando a la reina Máxima Zorrigueta

La reina de Holanda, Máxima Zorreguieta, se interesó por la fábrica que Brimax abrió a mediados de año en la localidad de Fray Luis Beltrán y que tiene entre sus principales accionistas a la histórica empresa sanlorencina Brayco

El encuentro de la reina con los empresarios de la región se dio en el marco de la cumbre del G20 en Buenos Aires, cuando ambos participaban del Dutch Business Event, orientado al círculo empresarial holandés en nuestro país.

Durante el encuentro, los directivos de la empresa nacional Brimax, Jop Van Boggelen (director de la empresa holndesa AirCrete), Ivan Brajkovic y Ricardo Griot, describieron a Máxima Zorreguieta el tipo de producto HCCA (hormigón celular curado en autoclave) en sus diferentes formas y la innovación tecnológica que éste aporta, lo que ubica a la Argentina en la vanguardia de los materiales para la construcción.

El titular también de Pecam reconoció que la reina y el primer ministro se mostraron muy interesados en apuntalar las inversiones proyectadas por la compañía. Consideró que la clave del interés es la eficiencia energética que plantea el negocio y los productos.

En el mundo, los productos elaborados por Brimax representan entre el 30 al 70% del mercado, según el desarrollado de cada país. En Argentina apenas significan el 2% de las ventas de ladrillos.

La compañía ya exporta actualmente a Uruguay, están desembarcando en Paraguay y Bolivia. Pero el plan incluye una fuerte expansión en Brasil. Allí el financiamiento holandés podría ser clave para la expansión de la compañía de capitales rosarinos y holandeses.

Mercado interno

Después de ese encuentro hubo un cóctel presentado por el embajador Roel Nieuwenkamp y, adjunto, Marc Hasselaar, del que también participaron de la recepción María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires y Leonardo Sarquis, ministro de Agroindustria, quienes se mostraron muy interesados en el potencial que tienen estos proyectos para reducir sus consumos energéticos y generar menos desperdicios al medio ambiente.

Rápido desarrollo

Brimax nació de la sociedad entre las constructoras Brayco, Pecam y la holandesa AirCrete para levantar una planta que demandó una inversión de 30 millones de dólares.

Se trata de un moderno complejo de 9.000 metros cuadrados sobre el kilómetro 12 de la autopista a Santa Fe.

La apertura de la fábrica generó 100 nuevos puestos de trabajo de manera directa, y otros 100 indirectos en un régimen normal de producción. Además, con su capacidad productiva llevada al máximo podrá abastecer en su totalidad a la industria de la construcción local.

 

Fuente: Rosario 3 / SL24

10