Milagro: Despistó y se incrustó un guardarrail dentro de su propio coche


Anoche, un nuevo accidente que se produjo sobre la autopista Rosario-Santa Fe pudo terminar en tragedia, pero milagrosamente no hubo heridos.

Sucedió en el kilómetro 110, jurisdicción de Coronda.

Allí, sobre la mano sentido sur-norte, un auto se despistó (por razones que tratan de establecerse) y chocó contra un guardarrail que quedó incrustado en una de sus puertas traseras.

Se trató de un Chevrolet color blanco, que quedó en el cantero central.

Fuente: Info Mas

 

10