Municipio beltranense prohibió a jóvenes festejar Navidad y Año Nuevo en las calles de la ciudad

La medida fue firmada por el intendente y el secretario de Gobierno explicó a los medios los motivos. "No podemos dar seguridad", argumentó el funcionario


Este año, los jóvenes de la región tenían previsto organizar un encuentro para celebrar la llegada de la Navidad y el Año Nuevo, en Fray Luis Beltrán.

Esta localidad del Cordón Industrial quedó casi como la única “liberada” de los esquemas de controles que la policía y los municipios vienen implementando, desde hace unos años, para preservar el orden público.

Así, fueron trasladándose desde San Lorenzo a Capitán Bermúdez, luego a Granadero Baigorria, y ahora habían apostado por Fray Luis Beltrán.

Según apuntan los jóvenes, en ninguna de las ciudades citadas pueden disfrutar de una reunión al aire libre, en un espacio público y con la única consigna de interactuar con otros escuchando música y bailando.

Desde el lado de las autoridades, todas coincidieron en que no existe prohibición alguna, salvo que en tales encuentros se incurra en la ingesta desmedida de bebidas alcohólicas y/o los decibeles de la música que proviene de automóviles o casas supere lo máximo permitido, algo que siempre sucede y que llevó a intendentes y fuerzas policiales a sostener controles más estrictos para cumplir con las ordenanzas y leyes vigentes.

Obvio que ello, para los jóvenes es sinónimo de control y hasta opresión, y fue por ello fue año tras año fueron buscando una ciudad distinta donde celebrar. Así fue que dieron con Fray Luis Beltrán, y esta vez, la reunión iba a celebrarse en el predio que alguna vez perteneció al ferrocarril, a la vera de la ruta 11.

Lo cierto es que antes que la convocatoria difundida por redes sociales se confirmara, las autoridades municipales salieron a decir que no permitirán en el sitio indicado reunión multitudinaria alguna, y para ello argumentaron que no dispone de recursos económicos suficientes para disponer de un esquema de control suficiente para otorgar seguridad a los participantes y mantener el orden público al resto del vecindario.

“Lo más sensato es que no se realice porque la Municipalidad tiene entera responsabilidad de lo que pueda suceder”, sostuvo Forcato.

 

 

10