Pagarán Ganancias los que tengan plazos fijos, compren bonos y hasta cobren alquileres


El gobierno nacional reglamentó ayer el impuesto a las ganancias sobre la renta financiera el cual alcanza a plazos fijos, bonos, acciones argentinas en el exterior (ADRs), fondos de inversión y alquileres y fija alícuotas que van desde el 5 por ciento y 15 por ciento, según el tipo de instrumento y característica del inversor, sobre los excedentes superiores a los 67.000 pesos anuales.

El impuesto rige desde el 1 de enero de 2018 y se computa anualmente. Sin embargo, como todavía la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) no lo reglamentó, se desconoce cuándo habrá que pagarlo o si habrá que presentar una declaración jurada de Ganancias aparte.

La medida se tomó a través del extenso y complejo decreto 1.170, publicado ayer en el Boletín Oficial, que lleva las firmas del presidente Mauricio Macri; del Jefe de Gabinete Marcos Peña y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El pago del 5 por ciento alcanzará al excedente de las ganancias por $66.971 en las inversiones en pesos; y para las operaciones que se realicen en 2019, el mínimo no imponible sube a $104.735,77.

Pero las utilidades obtenidas por la compra venta de dólares, o pesos ajustables por inflación tributarán una alícuota de 15 por ciento sobre los $67.000; y hasta ahora no se conoce cuál será el mínimo no imponible que se impondrá para el año próximo.

En el caso de los fondos comunes de inversión, cuando el activo tenga como mínimo 75 por ciento de rentas exentas, toda la renta quedará exenta. Además, quedarán fuera del pago la compra venta de acciones que coticen en la Bolsa argentina.

Esta es la última reglamentación de la ley 27.430 de reforma tributaria de octubre del 2017, la cual estableció diferentes modificaciones al impuesto a las ganancias. La primera se realizó mediante el decreto 279 del 6 de abril de 2018 y la otra el decreto 976 del 31 de octubre de 2018.

10