Pirotecnia cero: Sergio sufre autismo y esta vez tuvo su primera Navidad en paz


Sergio disfrutando de las aguas danzantes

Sergio pudo anoche junto a toda su familia disfrutar de las aguas danzantes, lugar que según sus padres le apasiona, sin miedo a que una ruidosa bomba de estruendo lo sumerja en el terror de sus miedos. Esta pequeña sonrisa, debe ser la razón para sostener las campañas de pirotecnia cero y que todos disfrutemos de las fiestas sin generar terror en los niños y las mascotas.

La llegada de la navidad en la ciudad fue una de las menos ruidosas de las que se tenga memoria, consultado el papá de Sergio fue contundente en la definición, “Sergio la pasó de maravilla”. Este resultado se desprende la conciencia colectiva que a travez de las campañas en redes sociales y la intervención del estado en el control de la venta clandestina fueron clave para que la ciudad se encamine a el objetivo de pirotecnia cero.

Así contaba la mamá el calvario que le tocaba vivir a su pequeño hijo en cada fiesta:

 

10