Se le apareció una víbora yarará mientras realizaba ejercicios al aire libre

Fue ayer por la noche en la bajada de Urquiza y el río. "La matamos entre los vecinos ya que se dirigía hacia las viviendas de la zona"


El hecho sucedió anoche, al rededor de las 20.30 cuando Walter, un vecino de San Lorenzo, realizaba ejercicios en la bajada de Urquiza y el río. “En unas de las vueltas que di se me cruzó una yarará, no muy grande pero de las chiquitas que son las peores”, contó a SL24.

Éstos animales se mueven de acuerdo a la temperatura ambiente, por lo que el frío y el calor extremo las afecta. Por eso puede ocurrir que se las vea más en estos días: están buscando refugio y se mueven a otro sitio más fresco. También la crecida del río es un factor que motiva a la aparición de estos.

“En el lugar había vecinos que viven en los departamentos que están ahí arriba, les aviso de la presencia de la yarará y con un palo la matamos, ya que se dirigía en dirección a esas viviendas, donde hay chicos chicos siempre jugando”, detalló Walter.

Las yarará son de hábitos nocturnos y crepusculares, siendo frecuente encontrarlas en climas cálidos o templados con regímenes de lluvia.

Ante la picadura de una yarará, lo que se recomienda es no hacerse torniquete en la zona. Sí, un lavado profundo con agua tibia o caliente, mucho jabón, e ir de urgencia al centro de salud más cercano.

 

10