Emotivo momento: Rescatan beba de 11 meses atrapada bajo los escombros de un edificio


Fue un milagro de Año Nuevo. Los equipos de rescate encontraron viva este martes a una beba de once meses entre los escombros de un edificio que se derrumbó tras una explosión provocada por una fuga de gas en la ciudad rusa de Magnitogorsk, en la región de los Urales. La chiquita estuvo atrapada más de 35 horas y sobrevivió a las temperaturas bajo cero del invierno ruso.

“La niña fue hallada gracias a su llanto durante los trabajos de búsqueda. Uno de los rescatistas la escuchó y de inmediato se organizó una operación de salvamento”, dijo a la agencia Interfax un vocero del Ministerio de Rusia para Situaciones de Emergencia.

En las imágenes que grabaron los medios rusos, se puede ver a varios rescatistas transportando a la nena, que tenía puesto una remera amarilla y medias color fucsia. Aparentemente, sobrevivió al frío porque estaba arropada en su cuna.

Según el primer parte médico, la beba presenta un traumatismo craneoencefálico e hipotermia. Fue hospitalizada en la unidad de cuidados intensivos de un centro médico local.

“Si fuera necesario, una vez que se haga una evaluación exhaustiva de su estado, la beba podría ser trasladada a Moscú para su ulterior tratamiento”, informó en un comunicado el departamento regional de Sanidad.

Según los últimos datos oficiales, en el derrumbe, que afectó a siete de las diez plantas del edificio, murieron ocho personas, otras seis resultaron heridas y 35 se encuentran desaparecidas.

Las autoridades advirtieron que debido a las bajas temperaturas las posibilidades de encontrar sobrevivientes bajo los escombros se reduce con cada hora que pasa.

El presidente ruso Vladimir Putin viajó a la zona y pidió recordar en este periodo de fiestas de fin de año “a los muertos y heridos” de esta catástrofe.

Las autoridades abrieron una investigación sobre el accidente, después de que el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) confirmara que el derrumbe de la edificación se produjo por una explosión de gas.

Los responsables locales alertaron que otras dos secciones del inmenso edificio de la era soviética, ubicado en la calle Karl Marx, estaban en peligro de hundirse. El edificio fue construido en 1973 y albergaba a unas 1.100 personas. Los residentes fueron evacuados a una escuela cercana.Este tipo de explosiones de gas son relativamente comunes en Rusia donde muchas infraestructuras de la época soviética carecen de mantenimiento. Las medidas de seguridad son con frecuencia ignoradas.

10