General Motors habló de “abandonar Sudamérica” y puso en alerta a todos

Advirtió a trabajadores y sindicatos brasileños que la situación de la filial regional “es crítica y exigirá importantes sacrificios de todos”


General Motors tiene dentro de su abanico de posibilidades abandonar la región. Así lo dejó en claro su CEO global, Mary Berra, cuando le manifestó a los inversores que no pensaban “seguir invirtiendo para perder dinero”; mientras que el director de sus operaciones en Brasil y Argentina, Carlos Zarlenga, advirtió a trabajadores y sindicatos brasileños que la situación de la filial regional “es crítica y exigirá importantes sacrificios de todos”.

La información partió de un comunicado interno enviado por Zarlenga en Brasil, en el que – según afirma Reuters- hacía referencia a los comentarios que la jefa ejecutiva, Mary Barra, hizo durante las presentaciones de los inversores la semana pasada sobre los desafíos en América del Sur.

La noticia, apenas fue replicada por el periódico O Estado Do Sao Paulo, no tardó en levantar la polvareda en Brasil, donde el sindicato afirma que la compañía pasa por un buen momento. Pero el oleaje también llegó a la Argentina, donde nadie desmiente la compleja situación de la automotriz.

En abril de 2018, Zarlenga ya había adelantado la preparación de un “plan de viabilidad” para la alta gerencia en Detroit, pero que aún precisaba el apoyo de los sindicatos locales, proveedores, concesionarios y el gobierno. “Las inversiones de GM y nuestro futuro dependen de este plan”.

El año pasado, el ejecutivo también había puesto en duda la fabricación de un nuevo modelo en la planta de Alvear (una inversión de U$S 500 millones), hasta tanto el gobierno nacional no aclarara cuál sería el destino de la reforma impositiva. Un tema que tomó cuerpo cuando la empresa confirmó el cierre de 3 plantas en Estados Unidos, pero que después fue descartado por los ejecutivos argentinos, que confirmaron el plan y hablaron de las buenas ventas del Cruze.

Es evidente que, a pesar de las fuentes inversiones que GM tiene previstas para renovar buena parte de sus modelos, que se fabricarán en Argentina y Brasil, la competitividad que logre en el Mercosur para ganarle al mercado mexicano será clave para descifrar el futuro.

Fuente: ON24

10