Perro curioso metió la cabeza en un caño y los bomberos lo cortaron en dos


En la imagen puede verse como el can tiene de "collar" un caño de acero que lo bomberos debieron partir en dos.

Un perro se pasó de travieso y curioso y acabó por meter su cabeza dentro de un caño de acero y de reducidas dimensiones.

Tal fue el caso que acabó con su elemento “calzado” en su cuello, metido a presión, e imposible de ser extraído por la fuerza.

Eso hizo que se diera aviso a los Bomberos Zapadores de la Unidad Regional XVII que realizaron una denominada maniobra de rescate, y para eso utilizaron una moladaora con la que pudieron partir el sólido elemento.

Vale decir que con ello, el perro se salvó.

Sucedió el pasado viernes en San Lorenzo.

 

10