Video: la tierna acción de un nene con una gatita que no podía caminar

Al pequeño, de nueve años, se le ocurrió una idea para mejorarle la vida a la mascota de su vecino


Joao, un nene de 9 de años de la ciudad de Paraná, Brasil, notó que la gatita de su vecino no podía caminar ni jugar con otros animales por problemas en sus piernas traseras que le impiden mantenerse de pie. Por lo tanto, decidió hacer algo al respecto para que el animal pueda tener una vida lo más normal posible.

El video fue publicado por Rogeria Bello Corazza, mamá de Joao, en Facebook y generó tanta ternura en las redes que rápidamente se hizo viral, al alcanzar casi 4 millones de reproducciones.

“Estoy muy orgullosa de mis hijos, pero hoy fueron mucho más allá… Joao fue a la casa del vecino y vio una gatita que no caminaba, se puso muy triste de ver a los otros gatitos jugando y ella sin poder hacerlo”, comenzó escribiendo la mujer.

Joao volvió a la casa y se le ocurrió una idea original: desarmar uno de sus autos de juguete y utilizarlo como silla de ruedas para que el animal pudiera caminar. “Los autos de él eran muy grandes para el tamaño de la gatita, entonces le pidió uno a un amigo y así lo logró. Ella salió caminando al instante que le colocó las ruedas, nosotros amamos a los animales (y su alegría de haberla podido ayudar fue la mejor parte)”, finalizó Corazza en su publicación.

El nene, alumno del 5º año en una escuela pública del municipio de André, lo que hizo fue apoyar las patas traseras de la gata sobre las ruedas y atarlas al cuerpo con una tela rosa. En las imágenes se puede ver cómo la gatita recién nacida da sus primeros pasos y Joao la ayuda en su camino.

El video alcanzó las más de 127 mil interacciones y fue compartido miles de veces. Los usuarios festejaron la actitud de Joao y sólo tuvieron palabras de cariño hacía él y los valores que le inculcó su familia.

“Qué lindo, Dios los bendiga… Es una maravilla acción la de ayudar a un animal tan indefenso”, escribió Sonia Duque de San Pablo, mientras que Liliana Santa Cruz, desde Buenos Aires, le dijo a Rogeria: “Gracias!! Tu hijo va a ser un gran hombre y una buena persona”.

10