Industriales aceiteros bancan el “desmantelamiento mafioso” del Senasa en los puertos locales


La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas, respaldaron con “beneplácito” las acciones que posibilitaron que en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) se “desmantelara” una organización mafiosa que operaba en los puertos sojeros de la región, tal como lo anunció y ratificó días atrás el gobierno nacional.

“que desde hace 20 años condicionaba las habilitaciones y certificaciones a las empresas propietarias de los buques contratados que accedían a los puertos del Gran Rosario.

“Las investigaciones llevadas a cabo por el SENASA, promovidas por su presidente, Ricardo Negri y por el director de la Región Centro, Cristian Cunha -que a las postres resultaron vitales para acabar con dicho procedimiento mafioso- contaron desde el comienzo con la colaboración y el aporte de información de las empresas agrupadas en CIARA y CEC acerca del funcionamiento de los puertos y terminales en el Gran Rosario, debido a los perjuicios indirectos que causaban las maniobras delictivas sobre la operación de los exportadores de granos y productos de la molienda de oleaginosos”, expresaron a través de un comunicado.

Cabe recordar que la denunciada maniobra extorsiva consistía en dilatar las inspecciones y habilitaciones de las bodegas de los grandes buques que recalaban en los puertos y en las terminales sobre la costa del río Paraná, a cambio del pedido de pagos indebidos a los armadores (dueños de los buques contratados) para acelerar el trámite y ahorrarles la pérdida por las demoras. Ello, a cambio del pago de 50 mil dólares diarios, tal como detallaron las actuales autoridades del SENASA.

“Como consecuencia, se encarecían los fletes para ese destino, con mayores costos que recaían en la cadena agroexportadora y que afectaban la competitividad”, indicaron los industriales.

“Debido al desmantelamiento por el SENASA de la red de corrupción en el sistema de inspección de bodegas, los puertos del Gran Rosario fueron retirados de la Red Global de Anticorrupción Marítima, lo que beneficia adicionalmente a toda la cadena de agroexportación”, recordaron.

10