Con ametralladoras fusilan un hombre y una mujer en Rosario

Tomaban mate frente a la torre donde vivían, en el Fonavi de Isola al 300, cuando les dispararon más de diez veces desde un Chevrolet Corsa. Eduardo Cisneros y Gloria Larrea estaban en pareja desde hacía unos años.


Un policía retirado de 70 años y suegro de Luis “Pollo” Bassi fue asesinado ayer a la tarde junto con su pareja de 56 mientras tomaban mate frente a su vivienda del Fonavi de Grandoli y Gutiérrez. El doble crimen ocurrió alrededor de las 18 en Isola al 300 bis y de los primeros testimonios recabados en el lugar se ubicó en la escena un auto Chevrolet Corsa gris desde el que dispararon más de diez disparos para luego abandonar la escena a toda velocidad.

Fuentes policiales identificaron a las víctimas como Eduardo Cisneros, de 70 años, quien se retiró de la policía hace siete años —su último destino fue la Sección Dactiloscopía— y Gloria Elba Larrea, de 56. Familiares de la mujer indicaron que estaban en pareja desde hacía tres o cuatro años, luego de que ambos quedaran viudos. De sus matrimonios anteriores tenían hijos y nietos. Una hija de Cisneros, añadieron los voceros, es la actual pareja de “Pollo” Bassi, quien fue absuelto del homicidio del líder de Los Monos Claudio “Pájaro” Cantero pero se encuentra en prisión cumpliendo una condena por el crimen de Juan Pablo Colasso, ocurrido en 2012.

Según la información preliminar, el doble crimen ocurrió pasadas las 18 de ayer en Isola 351 bis, un estrecho pasaje que en esa cuadra está bordeado por cocheras irregulares levantadas por vecinos del Fonavi Parque del Mercado. Allí se encontraban, entre dos de esas construcciones —una de ellas un lavadero—, tomando mate a la sombra Eduardo y Gloria.

“Eran dos personas felices que no se metían con nadie. Vivían para sus hijos y sus nietos, cuando podían viajaban, se iban de paseo”, contó a este diario, tratando de contener el llanto, un hermano de la mujer que todavía no podía creer lo que había sucedido. A esa hora sólo sabía que la pareja estaba tomando mate, como solía hacerlo, frente a la torre del Fonavi donde vivían juntos desde hacía tres o cuatro años, según calculó.

Un par de horas después de ocurrido el hecho, sólo se sabía que sobre las 18.10 apareció un auto que según testigos pudo ser un Corsa gris circulando por Isola con dos ocupantes. Al pasar por el sitio donde estaba mateando la pareja, y sin mediar palabras, desde el interior del vehículo partieron más de diez disparos.

Las víctimas se desplomaron mientras los agresores huyeron a toda velocidad hacia Grandoli y los perdieron de vista. En la escena se colectaron trece vainas servidas calibre 9 milímetros y un cartucho intacto del mismo calibre.

Los voceros consultados señalaron que las víctimas estaban muertas cuando arribó a la escena el personal policial. Cisneros estaba sentado en un sillón plegable con al menos cinco impactos de arma de fuego. Gloria fue hallada boca abajo con un balazo en el rostro.

La investigación del doble crimen está en manos del fiscal de Homicidios Ademar Bianchini, quien encomendó las primeras medidas al gabinete criminalístico de la PDI y se entrevistó en la escena del crimen con testigos, así como con familiares de las víctimas.

Venganzas

Si bien hasta anoche no habían trascendido hipótesis sobre el posible móvil del doble crimen, cabe recordar que no es el primero que tiene como víctimas a familiares a Luis Bassi. Su padre y dos de sus hermanos fueron asesinados entre diciembre de 2013 y octubre de 2014 en hechos que se investigan como presuntas venganzas contra el Pollo y los otros dos acusados (también absueltos) de matar al Pájaro Cantero, teniendo en cuenta que los padres de Milton Damario y Facundo Muñoz también fueron asesinados.

Eduardo Cisneros, policía retirado, era el padre de la pareja de Bassi. Desde hace unos tres años vivía con Gloria Larrea

10