De Grandis mostró los dientes: “Los intendentes no se deben a nadie”


“Terminamos medio a los gritos”, reveló el intendente de Puerto General San Martín, Carlos De Grandis, al recordar el cierre de listas del peronismo que imposibilitó que un intendente integre la lista de diputados provinciales que acompañará al precandidato a gobernador Omar Perotti. Todavía molesto, el mandatario del cordón industrial aseguró que un día antes del vencimiento, el grupo de intendentes tenía asegurado el puesto tres de la nómina, pero el viernes 22 le cambiaron las reglas. “Nos cayó mal esa actitud, de no informarlo en tiempo y forma; no nos gustó participar y no participamos”, explicó el intendente, que adelantó que ahora no trabajará de manera exclusiva para dicha lista y recibirá en su localidad a todos los precandidatos del justicialismo.

Rosariol12 publicó el 10 de febrero que los intendentes y presidentes comunales del peronismo cumplirían su “sueño” y conformarían una lista a diputados provinciales. Esos jefes territoriales enrolados en el Nuevo Espacio Santafesino (NES) cedieron, finalmente, a las negociaciones con Perotti y su gente y, tras el acuerdo del rafaelino con Unidad Ciudadana, aceptaron poner el postulante número tres de la nómina. El uno y dos fue para el kirchnerismo en la figura del diputado provincial Leandro Busatto y la venadense Paola Bravo. Finalmente, horas antes del cierre, el tercer puesto quedó para el presidente del PJ, Ricardo Olivera. “Teníamos muchas ganas, y después de hablar con Omar decidimos no hacerlo”, explicó De Grandis. “En el peronismo los intendentes atienden a la gente en forma personal, sabemos lo que la gente necesita y qué es lo que hay que cambiar, por ejemplo el reparto de los fondos para la obra pública en toda la provincia”, se entusiasmaba Pedretti por entonces.

El tan mentado número tres tenía, según el puertense, el nombre del intendente de Roldán, José María Pedretti. “Semilla (el apodo del roldanense) tenía muchas ilusiones”, dijo De Grandis.

No responsabiliza a Perotti, para nada, le valora una charla que tuvieron el mismo día de cierre, pero le molestó “llegar a la raya”, sentir que la situación se estiró todo lo necesario para perjudicar al grupo de intendentes. Para contener a los mandatarios se les ofreció otro puesto en la lista, por debajo del tres, pero no lo quisieron. “Entendimos que somos parte del gobierno, cuando el NES acordó la vicegobernación (en la persona de Alejandra Rodenas) y la mitad del gobierno, habló de gabinete y ministerios, en ese momento fue un lindo acuerdo”, diferenció De Grandis.

Según los dichos del intendente, Perotti acordó con los referentes del NES, entre los que se encuentran Rodenas, los mandatarios y los senadores del PJ, liderados por Armando Traferri, que se repartirán en mitad los cargos de ministros, si es que ganan la elección a gobernador. El acuerdo habría sido firmado y tenido como garante a un juez de la Corte Suprema de Justicia de la provincia.

El grupo de intendentes se reunirá esta semana con Perotti para hacer las paces y evitar rispideces en el inicio de la campaña. De todos modos, De Grandis, avisó que no militará solo por la lista que liderará Busatto. “Todas las listas son expresiones del peronismo, en Puerto voy a recibir a todos los que quieran venir. El que quiera hacer algo institucional lo podrá hacer, lo acompañaré, después las listas se van a entremezclar todas y ya tuvimos una experiencia linda con la interna Agustín Rossi – Rodenas en el año 2017”, dijo el puertense, al tiempo que dijo estar en contacto con el concejal rosarino Eduardo Toniolli, que como referente del Movimiento Evita apoyará a su ladera Lucila De Ponti, que encabezará lista para Diputados. También lo llamó Oscar Cachi Martínez, que pugnará en la interna legislativa. “El que quiere venir que venga”, cerró De Grandis.

Fuente: Rosario 12

10