Perassi, el juicio

El “dato” de un ex candidato a intendente a Perassi: “Después nunca me ayudó”

Ayer fue el turno de declarar para Alberto Perassi, y su mera presencia en el recinto cambió el ánimo de todos. Emocionado, terminó recordando a su hija entre lágrimas. Hoy continúa con su testimonio


Alberto Perassi fue el segundo testimonio de la jornada del lunes. Comenzó su relato recordando los días anteriores y posteriores a la desaparición de Paula, el 18 de septiembre de 2011. Habló de la traición de quien creía su amigo –Gabriel Strumia-, del trabajo de la policía, de cómo fue engañado y de los distintos “datos” que le fueron acercando a lo largo de más de 7 años y medio.

Sobre Gabriel Strumia dijo: “Lo conocí antes de que pasara todo esto, nos encontramos en un lugar de repuestos y a lo último hubo una convivencia especial”, dijo, que luego de hablar de su pasión conjunta por los “fierros” agregó: “Yo lo consideraba una amigo a pesar de que era joven, él me decía que yo era como su segundo padre”, sostuvo.

Perassi aseguró que fue a hablar con Strumia el mismo 19 de septiembre debido a que supuestamente conocía a una tal “Elsa”, que era la mujer a la que aparentemente Paula había ido a ver la noche que se fue de su casa. El mecánico recordó que cuando le contó su por entonces amigo Gabriel, éste se puso muy mal al punto que Perassi se sintió reconfortado: “Qué amigo que tengo fue lo que pensé, mirá cómo le cayó esto de que Paula no haya vuelto a casa”, observó.

En su extenso relato, Perassi recordó un encuentro con Strumia, luego de los hechos. “El 20 de septiembre a las 8.30 me suena el teléfono, era Strumia llorando. Me dice «Vos sabés que recibí a las 3.30 un mensaje de Paula –Alberto quiebra la voz visiblemente nervioso–dice que está llegando». Combinamos para ver el mensaje, viene al rato y me muestra el mensaje que decía «Estoy llegando a San Juan, estoy bien, porfi no digas nada»” precisó a continuación. Por lo que expresó, provenía de un segundo número de teléfono que Paula mantenía, al parecer, para comunicarse con Strumia.

El relato de Perassi pasó por distintos momentos: el recuerdo de la desafortunada frase del juez Eduardo Filocco, la seguidilla de presencias en la sociedad realizando el reclamo por su hija, el ataque sufrido en su casa, que derivó en que él tengo puesto hasta el día de hoy un chaleco antibalas.

Un dato periodístico

En 2015, en plena campaña electoral, el entonces candidato justicialista a la intendencia de San Lorenzo Hugo Bruscaglia le acercó un “dato”. Dato que hasta hizo público en su programa de radio y por el cual deberá presentarse en este mismo juicio. “A Paula la cremaron”, dijo el periodista.

“Vino un día y me dijo que él había estado en una reunión y que escucho a un familiar de (Roxana) Michl decir que a Paula la habían cremado. Le pedí que me ayudara pero nunca me ayudó y no supe quién era ese familiar”, respondió Perassi tras ser consultado por uno de los fiscales.

Este martes continuará el relato de Alberto Perassi en el Centro de Justicia Penal de Rosario.

 

 

 

10