Juicio Perassi

Confesiones de Paula Perassi a un amigo horas antes de desaparecer

La joven se comunicaba vía facebook con un amigo, a quien le confesó su embarazo y las exigencias de Strumia para que se practique un aborto. También, otros detalles


Hoy se llevó adelante la tercer jornada del juicio oral por la desaparición de Paula Perassi, y fue el turno de un testigo clave en la investigación, José Luis Freijomil un hombre de 54 años de edad oriundo de la provincia de Buenos Aires con quien la joven mantenía diálogos permanentes por Facebook y a su este era intimó amigo de Grabiel Strumia, principal acusado.

Las conversaciones que Paula mantenía con el testigo las horas previas a su desaparición fueron leídas en la audiencia de hoy. Entre las conversaciones más importantes, se destaca la del día sábado 17 de septiembre en la que Paula le dice a Freijomil: “Amigo llegó el día, si no me ves mas por Face es porque pasó lo peor, quiero que sepas que te quiero mucho. Nos vamos a Rosario a hablar con el médico, no sabés el miedo que tengo, amiguis”. Paula allí confesaba que iban a la vecina ciudad a entrevistarse con un médico para realizarse un aborto, que ella no deseaba y que le acusaba mucho temor. En el mismo chat, Paula le decía: “rezá para que no me pase nada”.

Durante la declaración del testigo oriundo de General Rodríguez, se ventiló que el 30 de agosto de 2011 Paula le confirmaba el embarazo: “estoy embarazada. Hoy me compre el test, lo hice y salió las dos rayitas. El está muy loco, tuvo que ir al médico. El no quiere tenerlo por todo lo que me generaría alrededor nuestro”  y decía Paula también en parte de ese chat: “recién lloramos los dos, ¿Sabés lo que me dijo? Que el jueves vamos a pasar la noche los tres juntos por última vez, a mi se me parte el corazón”.

Luego de esa conversación, el 4 de septiembre, Paula le contó a Freijomil que la esposa de Strumia, Roxana Michl (también imputada) sospechaba de la situación: “hoy nos vimos y más lo que lloramos que lo que hablamos, encima Roxana empezó a sospechar. Si la gorda se embala hará un desastre, otra que Hiroyima”, decía Paula y manifestaba: “tengo miedo a hacerme un aborto” y sobre la visita a su ginecóloga la joven madre aseguraba: “si ella me dice que se puede lo voy a hacer, sino no voy a poner en riesgo mi vida para hacer felices a otros”.

En un chat luego de la consulta con la médica, Paula le decía a su amigo de Facebook: “me hice el análisis sub beta y me dio 14 mil…. Menos de 5 no estaba embarazada” y cuando Freijomil le consulta “¿y eso que quiere decir?”, ella respondió: “que puede haber dos”. A su vez, Paula hizo referencia a los quistes que la preocupaban: “en el útero tengo dos formaciones, uno de 85 mm y otro de 17 mm” y remarcaba: “tengo dos hijos y no quiero tampoco que me pase algo a mí por no causar dolor a los demás.  Por los quistecitos que tengo en el útero”.

Luego del último chat del 17 de septiembre, donde Paula le confesaba su miedo al aborto a Freijomil, el testigo contó que el mismo domingo 18 de su desaparición Paula lo llamó tres veces por teléfono, preguntando si sabía algo de su amigo Gabriel Strumia, porque no podía contactarse con él.

El lunes 19, Strumia llamó a Freijomil, preguntándole si sabía algo de Paula.

Fuente: Flavia Campeis – Semanario Sintesis

10