Rápido y Furioso

Pasó de largo una curva y acabó dentro de una casa rompiendo todo lo que halló a su paso


De acuerdo a las declaraciones del presidente comunal de Aldao, el conductor del auto no tenía su seguro al día.

Esta madrugada, un auto terminó una alocada carrera en el interior de una vivienda, en la localidad de Aldao, y todo pudo ser una verdadera tragedia.

Alrededor de la 1.30 AM, los dueños de la morada ubicada justo en la entrada al pueblo, donde la ruta 18S hace una curva, se despertaron  a razón de lo que les pareció una explosión. 1.30 como una explosión. Cuando salieron a observar lo acontecido comprobaron que un coche se había metido en sus garages y destrozado todo lo encontró a su paso: heladera, cocina, lavarropa, bicicletas y una moto, además de serios daños a dos automóviles, todos elementos de su propiedad.

“Nunca sucedió un accidente de estas características; antes hubo alguno que se quedó atascado en la zanja, o que colisionó contra la columna de la EPE, pero así, que se haya metido en nuestra casa, jamás”, relató Claudia Bonino, la dueña de la casa.

En su alocada carrera pasó por alto una zanja, derribó un vallado, tiró un cartel publicitario y rompió dos autos.

 

El conductor del rodado resultó con lesiones leves, y ahora todo es tarea de los peritos para determinar las razones del siniestro.

El presidente comunal de Aldao, Daniel Clausen, declaró en FM 93.5 (Puerto San Martín) que el auto circulaba a muy alta velocidad.

De hecho, cuando se sale de la ruta el coche se lleva por delante una contención que dispuso la Comuna a modo de seguridad vial, saltó la zanja, se llevó por delante un enorme cartel publicitario, rompió la verja de ingreso a la propiedad y acabó su carrera chocando contra dos autos estacionados en el interior.

Uno de los automóviles destrozados en un Rastrojero; el Peugeot se le inscrustó por la mitad.

 

“Nosotros teníamos un garage y le construimos otro por delante; es un sitio que siempre usamos para reunirnos a almorzar o cenar; si esto hubiera pasado mientras estábamos ahí, hoy estaríamos todos muertos”, agregó Claudia.

Según apuntó Clausen, el conductor, un hombre de 57 años, oriundo de Capitán Bermúdez e identificado como Heber Ariel Q, “no tenía seguro”.

 

10