“El correntinito”

Tiene 17 y tras ser detenido por robo confesó que abusó de abuela con Parkinson

Fue detenido esta madrugada, en San Lorenzo, ofreciendo televisores que había extraído en dos viviendas. Se metió en la cama de la abuela, postrada, y abusó de ella. Un caso tremendo


Tras los hechos esclarecidos hoy, "El Correntinito" fue trasladado al IRAR (foto)

Casi no hay palabras para describir a semejante sujeto. Víctor R., de 17 años, alias “El correntinito” pasará varias días en el Instituto de Recuperación Adolescente de Rosario (IRAR), luego de quedar imputado por los hechos de esta madrugada.

Su detención se produjo pasadas las 3 de la mañana, cuando el joven, acompañado de otra menor, intentaba vender en plena calle dos televisores plasma, de 32 y 43 pulgadas. Uno lo había robado la noche anterior, el segundo minutos antes en un domicilio de la Av. Costanera de San Lorenzo.

Este segundo hecho había sido alertado al 911 minutos antes. El joven ingresó a la vivienda ubicada en Díaz Vélez y Costanera, donde vive un hombre de 74 años. De ese lugar se llevó un TV 43 pulgadas marca LG, una garrafa de 10 kg, una máquina motoguadaña marca Honda, una mochila con un taladro, un parlante marca Koito y una cartera con documentación personal.

La mayoría de los elementos –confesaría luego- los descartó en una cuneta. Y junto al televisor robado antes se dirigió en compañía de una cómplice a Juanario Luna al 1200, donde trataba de venderlos. Allí los encontró la policía y, lejos de resistirse, “El Chaqueñito” dijo todo lo que había hecho.

Ante los policías, el menor dijo que el televisor de 32 pulgas lo había robado “de la casa de una vieja que ni se mueve”, mientras que el de 43 de una casa en Avenida Costanera, aportando el dato de que lo había hecho con la complicidad de un amigo. Además, el descarnado rufián le dijo a los uniformados que si lo dejaban libre, les iba a indicar dónde estaban las otras cosas robadas.

Fue entonces que el imputado llevó a los policías a un matorral ubicado sobre la Costanera y allí estaban los otros elementos mencionados.

Pero eso no es todo.

El robo del televisor más chico se había producido el día anterior, en calle Fournier al 600. La víctima del atraco es una mujer de 82 años, que padece mal de párkinson y está postrada en una cama. Según se supo, el robo en su casa lo perpetró un joven, similar al mencionado, que ingresó rompiendo el vidrio de la puerta principal con un hacha (también robada) y una vez adentro se acostó en la cama de la víctima y la “manoseó”.

Por la seguidilla de hechos, policías consultados al Juez de Menores de San Lorenzo Dr. Martín Fogliatto, quien ordenó la inmediata detención y el posterior traslado al IRAR.

 

 

10