Gripe

Beneficios de la vacuna antigripal en las empresas

La llegada del otoño y los cambios de clima acentúan las posibilidades de contraer enfermedades respiratorias. La gripe, en concreto suele aparecer en otoño e invierno y se transmite con "mucha facilidad" por el aire, la saliva o las secreciones nasales que se expulsan al hablar, toser o estornudar


La llegada del otoño y los cambios de clima acentúan las posibilidades de contraer enfermedades respiratorias. La gripe, en concreto suele aparecer en otoño e invierno y se transmite con “mucha facilidad” por el aire, la saliva o las secreciones nasales que se expulsan al hablar, toser o estornudar.

Para las empresas suele suponer entre 5 y 7 días de baja laboral, además del tiempo empleado por el trabajador en acudir al centro de salud en su horario laboral.

Otro dato significativo es que los trabajadores con gripe que permanecen en el puesto de trabajo sin darse de baja, tienen una reducción del 50 por ciento en su productividad y aumentan el riesgo de contagio a los compañeros.

Según expertos, existe la creencia “errónea” de que la vacuna puede provocar la enfermedad ya que, tal como señalan, la vacuna se produce por fracciones de virus muertos, por lo que han perdido su acción patogénica. Por ello, recomiendan también la vacunación a las mujeres embarazadas ya que son uno de los colectivos que más riesgo tienen a contraer la gripe.

La vacuna tiene una efectividad del 80 por ciento y, además, ayuda a prevenir otras enfermedades infecciosas. Asimismo, la vacunación de la población trabajadora tiene una “gran rentabilidad” económica dado que evita las bajas laborales.

Por todo esto es que IRT recomienda inmunizar contra la gripe al personal en forma preventiva y con la anticipación adecuada para evitar sufrir sus consecuencias una vez llegada la época epidémica, que generalmente coincide con el período invernal.

Para mayor información comuníquese a [email protected]

10