"Ni una cesantía más"

Bunge Puerto San Martín “despide” personal desde fines del año pasado

Lo aseveró el Sindicato de Aceiteros del departamento San Lorenzo, que no dudó en identificar a la cerealera radicada en Puerto San Martín. Acusó no menos de treinta cesantías desde fin del año pasado


El Sindicato Aceitero del departamento San Lorenzo adelantó que concurrirá al Ministerio de Trabajo y que permitirá una cesantía más.

El Sindicato de Obreros y Empelados Aceiteros (SOEA) del departamento San Lorenzo denunció a la agroexportadora Bunge por promover “cesantías” en su planta radicada en Puerto San Martín.

“Desde fines del año pasado, a la fecha, se produjeron alrededor de 30 despidos encubiertos”, apuntó el secretario general de la entidad obrera, Pablo Reguera, en declaraciones formuladas a FM 101.1

“La empresa agita el fantasma de que no es viable en su funcionamiento y aprieta a los trabajadores para que abandonen sus puestos”, explicó en alusión a los tiempos que la ceralera atraviesa, los que a decir de los empresarios son malos, pero que el gremio no lo entiende como tales.

“No vamos a permitir despidos”, ratificó el sindicalista, quien anticipó que concurrirán al Ministerio de Trabajo para dejar asentada una denuncia. No solo por las “cesantías” indicadas, sino también por la “falta de seguridad e higiene laboral” que se produce en la planta en virtud a que se sostiene el mismo sistema de producción, pero con menos personal. Para los gremialistas, esto es motivo suficiente para que en cualquier momento se produzca un siniestro laboral.

El año pasado, esta misma agroexportadora había mantenido serias diferencias con la asociación obrera, al extremo que se convocó a un paro con manifestaciones en los portones de acceso.

El año pasado, en octubre, el gremio había mantenido medidas de fuerzas denunciando lo mismo que ahora.

Tras un par de días de conflicto, las partes convinieron culminar con sus diferencias ¿El motivo de las medidas de fuerzas? Las mismas que ahora: denuncias por despidos encubiertos.

Cabe destacar que la observación de “despidos” corre por cuenta del sindicato, pues los aceiteros que dejaron sus puestos de empleo lo hicieron por cuenta y decisión propia, tal lo suscripto con la empresa y validado por la autoridades de la cartera laboral.

Sin embargo, para Reguera, estas desvinculaciones “son inducidas por la patronal”.

10