¿Homicidio o accidente?

Revisan sentencia a comisario que persiguió y mató a joven bermudence de un disparo

El hecho ocurrió el pasado 12 de mayo, en Capitán Bermúdez. La víctima, Juan Vitali, falleció por un balazo en su cráneo. El imputado volvió a acudir a los Tribunales


Organizaciones sociales convocaron a la concentración en los Tribunales y a su sumarse a la campaña "fue una cacería".

Esta mañana se concretó una audiencia en los Tribunales de San Lorenzo donde la justicia revisó la situación procesal del comisario Sergio Di Franco, acusado por matar de un balazo al joven Juan Vitali, de 23 años, luego de ser perseguido por varios efectivos al eludir un control policial efectuado en Capitán Bermúdez.

Por ello, familiares del fallecido se convocaron frente al Juzgado desde primera hora para reclamar “justicia”, tal lo indicado.

Junto a sus familiares y amigos participarán dirigentes sociales de diversas organizaciones.

Desde la Multisectorial Contra la Violencia Institucional de Rosario emitieron un comunicado en apoyo a la familia, donde invitan a la movilización y a sumarse a la campaña “fue una cacería, no fue un accidente”.

Di Franco fue acusado por el delito de homicidio agravado por abuso de autoridad y uso de arma de fuego; así lo resolvió la fiscal Melisa Serena y aceptó el juez sanlorencino Juan José Tutao, quien le dictó 60 días de prisión preventiva, cuyo plazo vence, precisamente, hoy.

La defensa del uniformado insiste en la hipótesis de un accidente surgido de un forcejeo provocado cuando logra detenerlo y, presuntamente, se traba en lucha con intención de arrebartarle su arma reglamentaria. Desde un primer momento esgrimió esa versión y sus abogados la siguen sosteniendo como tal.

La víctima eludió un control policial efectuado en la puerta de un boliche bailable y a pesar de una larga persecución policial, jamás se detuvo sino recién cuando intentó ingresar a la casa de un familiar, sitio en el que halló la muerte.

10