SL24 ARQ

De qué hablamos cuando hablamos de edificios sustentables

El futuro del planeamiento de las edificaciones en Argentina y el mundo tendrá entre sus prioridades utilizar las energías que aportan los recursos naturales.

Terrazas Edificio 4 Estaciones

La arquitectura sustentable da sus primeros pasos en la esfera comercial y de mercado. Muchas empresas constructoras comienzan a  incursionar en estas teorías que proponen planificar en base al uso eficiente de la energía. Con el foco en esta tendencia, Grupo Noro da sus primeros pasos e incorpora algunos de estos conceptos en sus desarrollos, tal es el caso de 4 Estaciones el primero en la ciudad que ofrece un paisaje visual  con terrazas y jardines con una variedad de plantas y flores que se renuevan con el comienzo de cada estación creando un paisaje único.

¿Cómo se aplica el concepto de sustentabilidad en la arquitectura?

La construcción es la responsable de aproximadamente el 40 por ciento del consumo de energía y emisiones de CO2 en el mundo. El sector de la construcción tiene el mayor potencial para reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con otros sectores que también son importantes emisores,  por  ende es importante  trabajar para reducir este impacto, utilizando criterios de diseño, materiales y  técnicas constructivas más eficientes.

Las empresas constructoras llevan a cabo prácticas sustentables durante todo el proceso de planificación, diseño, construcción y operación de una obra con el objetivo de reducir el impacto en el ambiente, consumo de recursos y pérdida de biodiversidad. De esta manera, la eficiencia energética en edificios permite que se reduzca el impacto ambiental sin afectar el bienestar de sus ocupantes y el medio ambiente durante todo el ciclo de vida del edificio. 

Algunas aspectos esenciales en construcciones sustentables:

  • Gestión del ciclo de vida, tanto de las edificación con el entorno y el desarrollo urbano;
  • Uso eficiente y racional de la energía;
  • Conservación, ahorro y reutilización del agua;
  • Utilización de recursos reciclables y renovables en la construcción, en la operación y prevención de residuos y emisiones;
  • Selección de insumos y materiales derivados de procesos de extracción o producción limpia;
  • Mayor eficiencia en las técnicas de construcción;
  • Creación de un ambiente saludable y no tóxico en los edificios;
  • Cambios en hábitos de personas y comunidades en el uso de las edificaciones para reducir su impacto en la fase operacional e incrementar su vida útil.

Todo ello sin dejar de lado una revisión general de proyecto, análisis de costos y ahorros. En síntesis, un adecuado planeamiento estratégico, eficiente y responsable.

Si querés saber más sobre los desarrollos de Grupo Noro ingresá aquí.

Comentarios