Continua el bloqueo en Pelco hasta el miércoles

El conflicto gremial suscitado desde la semana pasada en la firma Termosán, en Puerto San Martín, podría dirimirse este miércoles cuando sindicalistas y empresariado convengan una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, en Rosario.


El conflicto gremial suscitado desde la semana pasada en la firma Termosán, en Puerto San Martín, podría dirimirse este miércoles cuando sindicalistas y empresariado convengan una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, en Rosario. El último encuentro mantenido fue el pasado viernes, donde no hubo voluntad de negociación posible. Ahora, si tampoco la hay, todo parecería indicar que el Ministerio declare una conciliación obligatoria.

La hipótesis surge de la inquietud que posee el gobierno provincial en torno a la circulación de material contaminante, esto es, los residuos peligrosos que son tratados en la planta del Grupo Pelco, y que provienen desde distintos lugares de la provincia. “Hay una especial atención del gobierno para saber que hacer con esos residuos, ya cargados y transportados y que no pueden regresar a sus sitios de origen, sino que deben ser tratados para su reciclado o destrucción”, indicó Gerardo Canseco, sub secretario de la cartera laboral.

Mientras el empresariado sostiene su decisión de prescindir de un operario, y al que le comunicaron el pago indemnizatorio por ley, más un plus, el Sindicato Químico de San Lorenzo, rechaza la cesantía por “defenderla fuente laboral”.

José Zganjar, secretario adjunto del gremio, criticó la actuación que el gobierno provincial mantiene en este conflicto. “A nosotros nos piden todo para cualquier acción que hagamos, pero a la empresa parece que no, hay intereses muy claros, si no como se entiende que una firma tan contaminante siga abierta”, afirmó. Consultado sobre algún estudio que avalara tal denuncia (desde la Secretaría de Medio Ambiente provincial la empresa cuanta con todas las habilitaciones requeridas y aprobaciones de monitoreo medioambientales), el sindicalista se basó ”en la experiencia de solo ver lo que hacen y lo que expiran desde sus chimeneas”.

No tuvo igual contemplación para con American Colors (ex Pigmentos Delta), también en Puerto San Martín, sobre la que un grupo de vecinos piden su cierre o erradicación por, precisamente, ser una alta fuente de contaminación ambiental.

“No contamos con estudios que puedan demostrarlo”, preciso. Al respecto, Zganjar desmintió cualquier posibilidad para que la empresa cierre y así se pierdan las casi setenta fuentes de empleo.

Comentarios