Timbúes

Abren templo religioso a pesar de la prohibición y lo hacen cerrar en plena celebración

El viernes, las autoridades comunicaron que las celebraciones religiosas permanecerían inhabilitadas por otros 14 días. Ante la falta de acatamiento, desalojaron la iglesia


Este fin de semana, la comunidad de Iglesia Redentor decidió abrir las puertas de su templo en Timbúes a pesar que 24 horas el presidente comunal Amaro González había señalado que por otros 14 días más de cuarentena, las celebraciones religiosas seguirían inhabilitadas en el pueblo, al igual que otras actividades, en prevención a más contagios de Covid-19.

“La actividad religiosa, acá en Timbúes, sigue suspendida”, enfatizó el mandatario en la conferencia de prensa brindada.

Llegado el sábado, la citada congregación hizo caso omiso y se escudó en las prerrogativas que impone el decreto provincial, donde se permite la participación de hasta 30 personas en oficios religiosos.

Enteradas las autoridades, se hicieron presentes en el lugar una partida de la Guardia Urbana que procedió a desalojar el lugar y cerrarlo.

En consecuencia, efectivos de la Guardia Urbana comunal debieron proceder a desactivar el encuentro, haciendo complir con la norma que rige en la localidad al menos hasta el próximo viernes 23 de octubre.

“Solamente se pretendió indicar, respetuosamente, la inconveniencia y la disposición comunal al respecto; es inexacto indicar que hubo una intimidación y clausura”, explicó Alfredo Olivera, secretario de Seguridad Ciudadana comunal.

“No existió acto delictivo alguno, ya que cumplir y hacer cumplir la ley jamás puede resultar la comisión de un ilícito como la intimidación, y el local religioso no se encuentra clausurado, por no haber presentado irregularidad estructural visible, a pesar de conocer que carece dicho recinto, de habilitación comunal para funcionar”, agregó.

 

Comentarios