Tribunales de San Lorenzo

Absolvieron a un policía y condenaron a subcomisaria por brutal agresión a un niño

La Justicia absolvió a Juan Ramón Villanueva y condenó a la ex subjefa de la Comisaría 7ª, María Belén Scozzina, por el caso del nene de 10 años que sufrió fractura y hundimiento de cráneo durante un operativo policial por el aislamiento de Covid-19.

La Justicia de San Lorenzo resolvió absolver a un policía por el beneficio de la duda y condenar a la ex subjefa de la Comisaría 7ª por incumplimiento de los deberes de funcionario público, en relación al caso de un niño de 10 años que sufrió fractura y hundimiento de cráneo en un violento hecho en barrio Norte.

La jueza Griselda Strologo resolvió condenar a María Belén Scozzina, de 37 años, a la pena de un año de prisión de ejecución condicional, e inhabilitación especial por el doble tiempo de la condena por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, en carácter de autora y en grado consumado.

Scozzina, ex subjefa de la Comisaría 7ª de San Lorenzo, fue absuelta por los delitos de falsedad ideológica y encubrimiento agravado en concurso real y en carácter de autora por estricta aplicación del beneficio de la duda, principio in dubio pro reo.

En tanto que Juan Ramón Villanueva, de 47 años, fue absuelto por los delitos de lesiones graves agravadas, en carácter de autora por estricta aplicación del beneficio de la duda, principio in dubio pro reo. La investigación lo acusaba que haber agredido al niño de 10 años con un culatazo en la cabeza.

El fiscal Carlos Ortigoza les había atribuido lo ocurrido el 30 de abril de 2020 a las 19.45 en Clemente Albelo y Fournier de San Lorenzo. Mientras realizaban un procedimiento en pleno aislamiento por la pandemia del Covid-19, la subcomisaria Scozzina y el suboficial Villanueva participaban de la detención de un adolescente.

En ese contexto de hostilidad de los vecinos, un niño de 10 años sufrió un golpe en la cabeza que le ocasionó un traumatismo grave de cráneo con fractura fronto-parietal derecha con neumoencéfalo, precisó la investigación.

A Scozzina se la acusó por su condición de subjefa de la dicha comisaría y en ejercicio de sus funciones, haber escrito en acta de procedimiento suscripta por ella misma, una declaración falsa en relación al hecho ocurrido, manifestando que se había acercado un hombre, comenzó a agredir a Villanueva y empezaron a llover piedras de distintos tamaños, impactando una de ellas en un niño de 10 años; siendo que realmente el policía había golpeado al chico.

Asimismo se le imputó haberlo ayudado a eludir las investigaciones y el accionar de la justicia, comunicando al fiscal en turno el procedimiento con las declaraciones falsas mencionadas; no denunciando el hecho cometido teniendo la obligación de hacerlo por su carácter de funcionaria público e incumpliendo su deber de informar a Fiscalía acerca de los hechos que percibiera realmente.

5