Accidente aéreo: conmoción en Beltrán por la muerte de comerciante

Un muerto y un herido grave al estrellarse una avioneta en las islas frente a Rosario. El accidente ocurrió cerca de las 17 del sábado y quien comandaba la nave era un conocido comerciante de Fray Luis Beltrán.


Jorge Fiele, conocido por todos como “El Mono”, falleció este sábado al protagonizar un tremendo accidente aéreo en Rosario. Estaba al mando de una avioneta que se presipitó y cayó en las islas, frente a la delegación de Prefectura Naval Argentina de Rosario. Junto a él, otra persona resultó gravemente herida.

La avioneta había partido desde el aeroclub de Alvear, a unos 12 kilómetros de Rosario. Y se precipitó en una laguna de difícil acceso para los rescatistas que debieron nadar varios metros hasta llegar al lugar del siniestro.

El primero en llegar a la zona del accidente fue un baqueano a caballo, quien intentó auxiliar a la persona politraumatizada. Luego arribaron unos 10 agentes de la Prefectura local con embarcaciones oficiales. Los buzos rescatistas trabajaron varios minutos hasta que pudieron sacar de la avioneta siniestrada al hombre accidentado.

También llegaron al lugar de los hechos autoridades judiciales de Entre Ríos con jurisdicción en la zona.

En diálogo con La Capital, el titular de Defensa Civil de Rosario, Raúl Rainone confirmó el deceso del piloto y las heridas de gravedad de su acompañante. El funcionario aclaró, en base a los datos que había obtenido, que “las causas del accidente no están para nada claras. Hay muchas versiones que se han escuchado, pero seriamente no se puede darle difusión a esos datos”.

El hombre herido fue identificado como Guillermo José Irumberri, de 51 años. “Ingresó al hospital en grave estado, con pérdida de conocimiento y su pronóstico es reservado”, indicó el director del Heca, Néstor Marchetti.

El responsable del centro asistencial agregó: “El paciente llegó con traumatismo de cráneo y facial, fractura de ambos miembros, inferiores y superiores. También tiene una contusión pulmonar y en la cadera, además de fractura costal. Evidentemente se trató de un golpe tremendo. Se lo está estabilizando en la guardia del hospital”.

Según trascendió, tanto Irumberri como su compañero de vuelo tenían experiencia manejando avionetas. Aunque no se descarta un posible error humano, las fuentes consultadas se mostraron proclives a contemplar otras hipótesis al momento de explicar las razones del accidente.

 

Comentarios