Accidente fatal en Bunge abre el debate sobre la seguridad en las plantas agroexportadoras

Un joven de 35 años sufrió un trágico accidente en el complejo oleaginoso más grande del mundo ¿Cómo se evitan?


Cartel en el ingreso al complejo de Puerto San Martín

Nuevo accidente enluta toda la región, en esta oportunidad un joven de 35 años que desempeñaba tareas de limpieza en un silo vertical de la empresa Bunge en su predio de Puerto San Martín, perdió la vida tras ser tapado por cereal, las tareas de remisión y rescate del cuerpo demoró más de 20 horas de trabajo intenso.

Los responsables de Seguridad e Higiene de todas las compañias están atravesando serias dificultades para comunicarse efectivamente con el personal a cargo, los motivos son amplios y variados, pero el más recurrente es la intransigencia del personal para respetar las normas de seguridad establecidas en cada complejo industrial, confiaba en estricto off un experimentado jefe de seguridad de la región “es una batalla perdida, no podemos seguir así, y no hemos podido encontrar una solución a la irreverencia de las nuevas generaciones”.

La muerte de Laureano Gómez deberá ser un antes y un después, no se puede continuar sin un amplió debate, en el que participen todos los actores intervinientes con el objetivo de Ni Un Muerto Más en el Cordón Industrial, donde tendrá que dejar de ser solo un problema expresado en los pasillos para convertirse en un tema de prioridad del estado y los privados.

El 59% de los lectores de SL24 consideró en una encuesta realizada en Instagram que la “seguridad en la agroindustria es una trampa mortal para los operarios”, con la contundencia en la consideración publica, tendrá también la industria que trabajar fuertemente en la comunicación con la población con la que convive a diario.

 

 

Comentarios