Le ganaron a la inflación

Aceiteros acordaron para enero un salario básico superior a $150.000

Lo cerró la Federación de Aceiteros y está rubricado por el Ministerio de Trabajo. Se suma un monto fijo por única vez de 104 mil pesos. ¿Por qué SOEA aún no firmó el acuerdo?


Representantes de la Federación de Aceiteros

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina y la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), junto a otras cámaras que núclea a la actividad, suscribieron ayer un acuerdo por el que convino un aumento de salarios para los trabajadores del sector.

El sueldo básico pasará a ser de  $153.000 a partir del 1° de enero de 2022.,

El gremio, definió tal acuerdo como «un nuevo logro colectivo de la lucha obrera»

Para los meses de enero, febrero y marzo próximos, el salario mínimo estará compuesto por $140.000 más una suma no remunerativa de $13.000, que se incorporará como remunerativa a partir de abril.

Además, se sumará un pago extraordinario, no remunerativo, de $104.214 que será liquidado en febrero y marzo venidero.

Las partes revisarán el acuerdo en agosto de 2022.

Impuesto a las ganancias

Lo cierto es que, con tal aumento, que también repercute en las categorías superiores, se amplía la brecha de aquellos que deben tributar el Impuesto a las Ganancias, y de tal manera, todo lo que se logra como incremento salarial, será pasible de descuentos. En muchos casos, en cantidades mayores a las que hoy les retienen. Sobre este punto delegados del SOEA realizaron un planteo que incluyo medidas de fuerza que obligaron al Ministerio de Trabajo de la Nación a decretar una conciliación obligatoria que termina el martes de la semana próxima.

El reclamo que realizan delegados del sindicato sanlorencino es entendible, pero es muy difícil que puedan tener respuesta favorable, es una ley nacional que le alcanza a todos los trabajadores argentinos que tienen ingresos dentro de la tabla de de regimen tributario y nada hace suponer que haya excepciones que rompan la estructura legal e impositiva Argentina.

¿Por qué SOEA aún no firmó un acuerdo como el de la Federación?

La pauta salaria que cerraron empresas y Federación esta por arriba de la inflación de 2021 y adelanta la inflación del primer semestre, ningún sindicato del país se negaría a tamaña oferta, pero en el Cordón Industrial esa lógica no cuenta. Desde hace muchos meses los 14 delegados del SOEA decidieron romper la organicidad del gremio y participar de todas las negociaciones que la conducción del sindicato tenga con empresarios y representantes del gobierno.

Prueba de está nueva lógica de representatividad – por cierto impracticable que de continuar tendrá consecuencias para el conjunto de los obreros – fue una negociación planteada en las oficinas de CIARA (Cámara de la Industria de Aceite de le República Argentina) la semana pasada, donde los empresarios pidieron que 3 representantes del gremio vengan para poder continuar las negociaciones relacionadas con el reclamo del no pago de impuestos a las ganancias, para sorpresa de los ejecutivos en el lugar se hicieron presentes 17 personas – 14 delegados y las autoridades del gremio – que exigían que estén todos en la reunión o por el contrario nadie se iba a sentar a la mesa.

Los representantes de las empresas con criterio accedieron a que subieran 4 en lugar de 3 – estas negociaciones se daban en la vereda ante la sorpresa de todas las personas que circulaban por el micro centro porteño – luego de más de una hora no logrando destrabar esta irracional postura, todos los delegados debieron volverse a la región sin siquiera poder tomar un café que ayude a los compañeros de cada fabrica a mejorar su situación.

El gremio está atravesando un proceso electoral y cada delegado está jugando su partido, estas mezquindades pueden ser muy perjudiciales para la región ya que si no se logra una paz social que garantice la vida institucional del gremio podríamos caer en otra intervención institucional y hasta algunos especulan que las negociaciones salariales se den fabrica por fabrica, situación que empujara a licuar el poder de los trabajadores organizados.

 

 

 

 

Comentarios