Internas sindicales

Aceiteros de Federación $15.000 vs Aceiteros de San Lorenzo $10.000

La diferencia salarial "extraordinaria" acordada entre ambas organizaciones gremiales que rigen en la actividad aceitera fue, esta vez, notoria: los trabajadores locales perdieron 50%


Pablo Reguera, secretario general del Sindicato Aceltero local, había solicitado 10% de aumento y amenazado con un paro.

Las dos organizaciones sindicales más fuertes de todo el país dentro de la industria aceitera oleaginosa, tuvieron acuerdos de reparación salarial muy dispares.

Como nunca antes, lo negociado por la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina y el Sindicato Obrero y Empleados Aceiteros (SOEA) del departamento San Lorenzo no fue equitativo.

Ambas estructuras gremiales están enfrentadas desde hace años y cada renegociación salarial es una puja política entre ambas. Cuando no es una la que la inicia, es la otra. Y cuando ello ocurre, una acuerda medio punto más o medio menos, para no evidenciar debilidad alguna.

Sin embargo, esta vez ese status quo se quebró. Es que el gremio local, con presencia en el departamento San Lorenzo (región en que se centra el grueso de la industria nacional) acordó una recomposición salarial de $10.000 extraordinaria, no remunerativa, pagadera con el sueldo de agosto y a cuenta de una futura negociación que se podría determinar una vez que se conozca el último índice inflacionario (Indec ya lo publicó).

Tal entendimiento provino luego del pedido expresado por el sindicato a los empresarios y también después de exponer por los medios locales un pedido de 10 por ciento de aumento en los haberes y la amenaza de un paro de actividades, algo que nunca ocurrió.

Daniel Yofra, líder de la Federación Aceitera, logró $15.000 de compensación a cuenta y luego inició una huelga.

 

Sus adversarios plantearon lo mismo y obtuvieron una compensación provisoria de $15.000, y no contento con ello, igual fueron a una huelga que, en menos de 24 horas fue disuelta por el llamado a conciliación obligatoria dictaminada por el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

Iniciado septiembre y conocido el último índice inflacionario, es probable que SOEA e industriales vuelvan a reunirse para continuar sus discusiones, mientras que la Federación tiene vigente un período de diálogo abierto -obligatoria- según lo resuelto por la cartera laboral.

Cabe señalar que los montos indicados fueron reconocidos como tales tanto por las dos entidades sindicales, cada una refiriéndose al suyo, como por los voces empresariales.

 

Comentarios