Complejo Sojero

Aceiteros denunciaron la ilegalidad del bloqueo en puertos agroexportadores

Industriales del sector destacaron también la "violencia" de la protesta que llevan adelante un grupo de transportistas autoconvocados


La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) denunciaron hoy la ilegalidad de los bloqueos y los atentados contra vehículos con granos en los puertos agroexportadores sitos en Bahía Blanca que llevan adelante “Transportistas Autoconvocados”, a los que reconocieron como un grupo “sin personería jurídica, que con el uso de la violencia impulsa reclamos ajenos a la exportación, en una maniobra extorsiva”.

La mayor actividad de los puertos de la provincia de Buenos Aires, radicados en Bahía Blanca y Necochea, es consecuencia de la emergencia hídrica del río Paraná, lo que llevó a aumentar los costos logísticos “en un 300 por ciento” y ha producido importantes demoras por el desvío de carga desde el complejo sojero local hacia las terminales fluviales bonaerenses.

El bloqueo en Bahía Blanca “es un recurso extorsivo tanto para la exportación -ajena al conflicto- como para el Gobierno, necesitado del ingreso de divisas. Se han efectuado las denuncias correspondientes ante las autoridades, aún sin respuesta”, indicaron desde ambas cámaras empresariales.

“Es absolutamente ilegal”, aseguró Gustavo Idígoras, presidente de CIARA y CEC. “Es necesario -subrayó- que el gobierno provincial actúe rápidamente para garantizar la libre circulación. Somos víctimas de un conflicto ajeno donde un grupo de camioneros no agremiados impiden que los demás camioneros puedan ingresar a los puertos con granos.”

“El bloqueo, que comenzó el 30 de julio por 48 horas, se extendió -añadió Idigoras- en forma ilimitada y ya lleva cinco días. El daño económico para el país es enorme. Suman 11.000 los camiones que no ingresaron a puerto y que se contabilizan como perdidos, hay 40 buques esperando para cargar 1.200.000 de toneladas de maíz, trigo y harina de soja, entre otros. Además de perder previsibilidad como exportador, el Estado argentino pierde 400 millones de dólares en divisas por esta situación anárquica. Realizadas las denuncias correspondientes, no se obtuvo ninguna respuesta alguna y ningún funcionario se ha sentado aún con los manifestantes. Es crítico que los Gobiernos nacional y provincial realicen acciones inmediatas para garantizar la libre circulación en el importante puerto de Bahía Blanca y asegurar la exportación”.

Comentarios