A fondo

Aceiteros de paro y en reclamo al pago de un bono salarial extraordinario

Los sindicalistas habían anticipado el inicio de medidas de fuerzas si no hallaban resultados positivos en las negociaciones. Ayer las partes volvieron a reunirse y no hubo avances; ergo comenzó una huelga por 24 horas


El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) del departamento San Lorenzo lanzó un paro general de actividades desde ayer por la tarde en demanda del pago de un bono salarial extraordinario.

Este mediodía, gremialistas y empresarios de las aceiteras radicadas en la región volvieron a reunirse, tal como habían acordado la semana pasada, y continuaron con las negociaciones consistentes en la acreditación de un bono no remunerativo y mensual de 15.000 pesos a cada empelado aceitero por considerarse «trabajador esencial», tal lo expuesto por la organización obrera.

Ante la falta de acuerdo, y tal como lo había anticipado, el SOEA lanzó una huelga que comienza esta misma tarde y que se extiende por 24 horas.

La modalidad será sin asistencia a sus lugares de empleo y comenzará a medida que se vayan produciendo los cambios de turnos en cada fábrica.

«La patronal continúa con propuestas inaceptables, y como ya se había anunciado en caso de persistir con esta negativa, la comisión paritaria decidió ir al paro», expresaron los sindicalistas.

La reunión de hoy se efectuó con modalidad virtual (en prevención al coronavirus) y estuvo convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Desde marzo pasado, cuando se originó la cuarentena, hay una firma con intereses en la zona que paga dicho bono, en forma mensual y con un valor de 10.000 pesos. Se trata de Cofco y eso es lo que el gremio reclama que hagan el resto de las aceiteras.

Las agrexportadoras afectadas son Bunge y Cargill, en Puerto San Martín; Dreyfus y Renova, en Timbúes; y Vicentín y Molinos Agro, en San Lorenzo.

Comentarios