Adjudican trabajos para demoler el puente caído

Ayer se firmó el convenio tripartito entre San Lorenzo, Puerto San Martín y la Provincia de Santa Fe. Los trabajos de demolición comenzarán hoy mismo y tardarán unos 25 días.


Firmaron convenio entre la Provincia y los gobiernos municipales de San Lorenzo y Puerto General San Martín que permite a este último la contratación directa de una empresa que se dedique a la demolición de las lozas de cemento que pertenecieron al otrora puente que unían a ambas localidades a través de la avenida San Martín.

La semana pasada, el nuevo llamado a licitación que el gobierno provincial convocó quedó también desierto, por lo que los mandatarios de las dos ciudades del Cordón Industrial quedaron decepcionados.

Rápido en reflejos, los intendentes Carlos De Grandis (Puerto General San Martín) y Leonardo Raimundo (San Lorenzo), convinieron proponerle a la Provincia un “grupo municipal” entre ambas administraciones locales que permita crear un marco legal suficiente para suplir un llamado a licitación.

La propuesta fue bien aceptada el pasado lunes, cuando Raimundo y De Grandis viajaron a Santa Fe para proponérsela personalmente a Juan José Bertero, titular de la Agencia Provincial de Vialidad. En consecuencia, el martes los Concejos Municipales puertense y sanlorencino aprobaron sendas ordenanzas que facultaban dicha contratación, y esta tarde (miércoles) se firmó el convenio entre Provincia y las Municipalidades.

Bertero destacó tal iniciativa y se comprometió a que el gobierno provincial girará una primera partida de más de 300 mil pesos para que la empresa asignada a la demolición de lo que quedó del viejo puente pueda iniciar las tareas. El monto final será de algo más de 980 mil pesos, el valor asignado en la licitación caída.

“La demolición comienza mañana mismo, así se comprometió el empresario (Intervial SRL), a quien agradecemos la patriada, porque de acuerdo a los números confeccionados por la Provincia, parecería no ser un negocio demasiado redituable”, expresó el intendente Carlos De Grandis.

Leonardo Raimundo destacó la preocupación demostrada por el área de Bertero desde que el puente cayó, y recordó que para cualquier tipo de obra, “hay plazos y leyes por cumplir, como la confección de los proyectos y los llamados a licitación, eso es inevitable. Pero una vez cumplido con ello, nos propusimos acelerar los tiempos y este ha sido el resultado”.

Por su parte, Juan José Bertero se comprometió a que el giro de las partidas para cumplir con la totalidad del presupuesto acordado. “Para tranquilidad de la empresa, los pagos se harán en tiempo y forma y con cada certificación de avance de obra”, afirmó.

Tras la rúbrica del acuerdo entre Bertero, Raimundo y De Grandis, el intendente sanlorencino adelantó que también el Concejo Municipal de su ciudad aprobó una ordenanza en la que se faculta a que la Provincia disponga de los caminos rurales necesarios para la traza de un nuevo circuito vial para el tránsito pesado, verdadera problemática para la zona, aún irresuelta.

Se trata de una traza que se extiende desde el límite con Ricardone hasta el popularmente conocido “Puente Chileno”, límite con Puerto San Martín. Este camino, anexado a otros de jurisdicción de Puerto San Martín, Aldao y Timbúes, permitiría el arribo de los rodados con destino a Puerto San Martín sin acceder por la ruta 10 (acceso norte de San Lorenzo), transformado para las épocas de cosecha gruesa en cuello de botella del tránsito pesado y liviano.

“Nosotros podríamos ceder lo que es calle Antártida Argentina y así conectarse con Irigoyen, que ya es parte del circuito municipal para el tránsito pesado”, acotó De Grandis.

Con ello, el gobierno provincial tendría disponibilidad plena para crear un proyecto vial nuevo y aportar parte de la solución que Puerto San Martín reclama, esto es, retirar la mayor cantidad posible de camiones de la ruta 11.

Comentarios