Afip puso en vigencia sistema para controlar el mercado de granos online

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) puso on line el aplicativo para controlar el mercado de futuros de granos, que detalla la resolución 3.421/2012. El objetivo es desterrar la especulación financiera que opera sobre commodities.


El aplicativo, que se encuentra en la página Web del organismo de control, deberá ser agregado al Sistema Integrado de Aplicaciones, conocido como SIAP, para su futura presentación.

Se trata del aplicativo por el cual se hará un control sobre las operatorias en los mercados de granos de futuros y forward. La medida buscaría, como primera opción, desterrar la especulación financiera de esas transacciones.

La descripción que aparece apenas se ingresa a la página explica que se trata de un régimen de información respecto de los agentes de Bolsa y de mercado abierto con relación a las compras y ventas que efectúen por cuenta propia o de terceros, de títulos valores públicos o privados negociados en el país.

El aplicativo fue puesto en vigencia el 24 de enero pasado. Desde las Bolsas de cereales y los mercados a término desconocían que ya esté en funcionamiento y coincidían en que no se subiría hasta dentro de los próximos quince días. Por lo cual, la noticia los sorprendió.

La medida ha sido acompañada con los operativos que se hicieron en varios campos y acopios, de forma tal de corroborar la existencia física de los granos, en especial de soja.

El objetivo es chequear que lo declarado en forma teórica al 31 de enero sea verdadero. De lo contrario, podría ser que una parte esté siendo usada para la especulación financiera, o en su defecto esté vendiéndose en el mercado negro.

Vale recordar que la normativa, publicada en el Boletín Oficial el 26 de diciembre de 2012 y que entró en vigencia el 1º de enero último, determinó que las operatorias tendrán diez días para ser registradas vía Web. De incumplir con la obligación, el organismo puede determinar la baja del registro de operaciones.

Además, el operador deberá aclarar si la transacción a realizar responde a una toma de cobertura (mecanismo que busca reducir la pérdida de forma que sea compensada). De omitir esta aclaración, la operatoria será tomada como una acción especulativa.

Ya los distintos actores en reuniones con técnicos de la AFIP solicitaron que dichas operatorias no sean cada diez días sino en forma semestral o trimestral.

Para las autoridades del mercado de granos, en su mayoría los que hacen las operaciones son pequeños y medianos productores, los cuales “no cuentan con una estructura y organización administrativa”. Es por eso que propusieron que sean las mismas Bolsas las que lleven adelante dicha declaración. Algo que en principio no sería aceptado.

En definitiva, se busca desalentar la toma de coberturas y que, por el contrario, el productor liquide en fecha su operatoria.

La no venta de los granos tiene que ver con la especulación en la relación entre el dólar oficial y el ilegal. La brecha entre ambos hace que el productor retenga los granos para sacar un mejor ingreso. Por ahora siguen esperando y no comercializan 2.9 millones de toneladas de soja de la campaña pasada.

La cosecha de maíz camino a ser un nuevo récord

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó en su último panorama agrícola que la preoducción de maíz de la actual campaña llegaría a los 25 millones de toneladas. De lograrse dicho volumen “estaríamos en presencia de una cosecha record, al ubicarse un 16,3% por encima del obtenido el ciclo previo cuando se levantaron 21,5 millones.

La respuesta se puede encontrar en los rendimientos obtenidos hasta el momento, “sumado a las reiteradas precipitaciones que se vienen acumulando sobre amplias regiones del área agrícola nacional desde hace tres semanas”, dijo la Bolsa.

Además, destacó que aquellos cuadros implantados durante los meses de septiembre y principios de octubre en la región central del área agrícola, no se vieron “tan afectados por la sequía” del mes de enero, ya que gran parte del ciclo del cultivo, incluso el período crítico, lo transitaron con “buena disponibilidad hídrica”.

Mas las últimas precipitaciones ahora demoran las labores de recolección en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y en el norte de Buenos Aires.

Comentarios