Una de cal y una arena

Ahora Traferri se alinea con Perotti y prometió aprobar el Presupuesto 2021

El senador del departamento San Lorenzo protagonizó, la semana pasada, duras reacciones de algunos allegados al gobernador por "frenar" las leyes de reforma policial que pretendía el ministro Saín


Fiel a su estilo de practicar política, y que ratificó tras su arribo a la Cámara de Senadores, el referente del departamento San Lorenzo, Armando “Pipi” Traferri, y presidente del bloque del PJ, parece dar un giro de 180 grados y acordar con el gobierno para avalar la ley de leyes: el Presupuesto 2021.

“Estamos trabajando hace veinte días en el presupuesto con la sana intención de acordarlo y que salga con 19 votos (por unanimidad), que no es lo mismo que hacerlo con 12 ó 13″; estamos bastante cerca que ello suceda y tenemos la firme intención de que mañana (por hoy) se vote”, declaró el legislador al diario La Capital en relación al proyecto enviado por la gestión de Omar Perotti.

El mencionado cambio de actitud de Traferri está referido a la posición que asumió hace siete días atrás cuando se sancionaron de forma “express” dos leyes que el titular del Ministerio de Seguridad, Marcelo Saín, tildó como una operatoria en su contra. Desde Diputados, integrantes del Frente Progresista pusieron en votación dos leyes que fueron sancionadas y que en la Cámara Alta tuvieron una “inesperada” compañía, ya que allí la mayoría la tiene el peronismo.

En ese momento, el ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, habló de “goles en contra” por parte de “compañeros”, es decir, de legisladores justicialistas que se alinearon en una maniobra contra el ministro, pero también hacia el mismísimo gobernador.

“Sólo hable con Walter Agosto (titular de Hacienda), no tuve llamadas de otro ministro”, respondió Traferri, quien rápido de reflejos sostuvo que, sobre lo ocurrido la semana pasada, “se han hecho lecturas apresuradas, lo que se busca es darle institucionalidad a la provincia”.

Como sea, el juego pendular del senador sanlorencino sigue afilado. Tales resoluciones lo reposiciona de cara a cualquier negociación con el gobierno de Omar Perotti, marcando su propia cancha, desistiendo con aquellos con lo que no tiene afinidad ni acuerdo político alguno y recordando que es él quien tiene la llave en el Senado.

Hace un año atrás, previo a la asunción de Perotti, los senadores peronistas aprobaron el presupuesto 2020, lo que generó unja fuerte crítica de todo el perottismo pues se apostaba a que ello no sucediera y, una vez en la Casa Gris, se enviaría su propio proyecto para aprobarlo.

Casi tratado, junto a sus pares, de traidores, al poco tiempo fue convocado para negociar. “Tuvieron que llamar a este viejo tigre…”, dijo por entonces el “Pipi”.

Para la ocasión, cabe recordar que el senador incluye unos 1.000 millones de pesos destinados para obras viales en el departamento que representa, tal como semanas atrás lo promocionó.

Comentarios