Desgracia con suerte

Alan, operado: el fierro se le clavó entre el hueso y el tendón

El sanlorencino quiso saltar la reja para encerrar unas ovejas que tiene en la empresa familiar y se incrustó. Se recupera en el Sanatorio Mapaci de Rosario.


Alan Gut, el sanlorencino de 23 años al que le quedó la pierna derecha incrustada en el barrote de la reja de su empresa familiar, se recupera favorablemente en el Sanatorio Mapaci de la ciudad de Rosario después de la intervención a la que fue sometido ayer para extraerle el hierro.

Familiares contaron que «quiso saltar para encerrar unas ovejas que tiene y se ensartó. El fierro le pasó entre el tendón de Aquiles y el hueso. La operación fue reparar la vena y cocer».

El insólito hecho se produjo la tardecita del sábado en el portón de la empresa de alquiler de autoelevadores que la familia de Alan tiene en José Márquez al 100.

Comentarios