Lazos con el narcotráfico

Alejandra Rodenas es…¿La patrona del mal?

El nombre de ex jueza, diputada y actual vicegobernadora volvió a circular en el juicio al capo narco Esteban Alvarado. Lo pronunció un policía que trabajaba en las TOE cuando se produjeron irregularidades en un allanamiento a una casa de country del asesinado Luis Medina.


La declaración de un policía en el juicio a Esteban Alvarado salpica aún más a la actual vicegobernadora santafesina Alejandra Rodenas, por entonces jueza a cargo de la investigación por el doble crimen del empresario narco Luis Medina y de su novia Justina Pérez Castelli en diciembre de 2013.

El agente policial Sergio Sánchez, ex subjefe de Inteligencia Judicial de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), prestó ayer testimonio en el juicio que se le sigue al capo narco Esteban Alvarado, socio de Luis Medina. Ante el tribunal contó que Adrián Forni, el fallecido comisario que por entonces era jefe de las TOE, recibió el 3 de enero de 2014 una información en relación al lugar de residencia de Medina en un country de la localidad de Pilar.

Sánchez declaró que “esa información mi jefe se la pasa a Rodenas. Pide dos órdenes de allanamiento para esos domicilios. Mi jefe se comunica con la policía de Pilar, pide colaboración para que chequeen esos domicilios y solicita que dejen una consigna. Esto era muy importante para que no ingrese nadie porque había que preservar futuras pruebas”.

Mientras esperaban las órdenes de allanamiento, desde Pilar se comunicaron con Forni para avisarle que cuatro desconocidos habían intentado entrar a la casa de Medina. Se trataba de un grupo de policías rosarinos que intentaron entrar sin orden judicial a la casa del country. Prestaban servicios en la Brigada Operativa de Judiciales (BOJ), aquella división policial que investigaba a la banda de Los Monos.

Los tres policías iban con Gustavo Pérez Castelli, el padre de Justina y suegro de Medina. Los uniformados Néstor Chazarreta, José Luis Ramonda y Miguel Giordano no pudieron entrar a la vivienda, manifestó Sánchez. Los frenaron en la puerta del country y fueron demorados por un fiscal bonaerense que abrió una causa por allanamiento ilegal.

Al día siguiente, los agentes de la TOE arribaron a Pilar y, entre vehículos y documentación, secuestraron el celular Blakberry del que ayer se habló en el juicio oral. Recordó Sánchez en su declaración que el equipo de investigación del doble crimen de Medina y Pérez Castelli trabajó en forma conjunta con la Brigada de Homicidios, cuyo superior jerárquico era Guillermo Morgans. El comisario era por entonces jefe de la Agrupación de Unidades Especiales y participó de la requisa en el country.

Morgans fue asesinado el 10 de junio de 2014 en un episodio aún no aclarado durante el intento de robo a un negocio de su hijo en Rodríguez al 200. “Se decía en la calle, en la jerga, que el homicidio de Morgans podía tener relación con el homicidio de Medina”, insinuó Sánchez. Y reveló que de las reuniones por el seguimiento de la causa sólo participaba su jefe Forni, “la doctora (por Rodenas) y él”.

El nombre de la vicegobernadora Rodenas también circuló a principios de marzo en el juicio a Alvarado. Lo pronunció el ex ministro de Seguridad y actual diputado provincial Maximiliano Pullaro. En su declaración hizo hincapié en un allanamiento a una casa que la ex jueza alquilaba en la isla y también mencionó una causa judicial que instruía la funcionaria.

Pullaro detalló como “hecho significativo que fue el allanamiento en la isla donde se fue a buscar a Alvarado. Por algún motivo se entera quién era propietario o inquilino de esa casa. Y llega la doctora Rodenas, que era diputada nacional, con su marido (Jorge Llonch). Esto me lo dice un policía que está condenado en esta causa (NdR: en relación a Pablo Báncora, el ex Organismo de Investigaciones). Él estuvo en el operativo como miembro de la Fiscalía”.

Báncora le cuenta a Pullaro que en el allanamiento en la isla mientras perseguían a Alvarado, “llega la actual vicegobernadora y entonces diputada nacional con su marido y un abogado que días antes había estado averiguando también por la causa de Alvarado a ese allanamiento que llevo adelante Prefectura en la isla. Había cosas que nos llamaban mucho y poderosamente la atención”, señaló en relación a su gestión como ministro de Seguridad durante el gobierno de Miguel Lifschitz.

Otro ex funcionario provincial que citó a Rodenas en el juicio a Alvarado fue el también ex ministro de Seguridad Marcelo Sain. «Al procedimiento histórico de la isla fue un abogado con la doctora Rodenas, subordinada al titular de su organización política que es (Armando) Traferri», declaró Sain.

“Rodenas aparece en la isla con el abogado histórico de Alvarado y eso nos tiene que llamar la atención. La que se puso en la escena fue la entonces diputada nacional”. Asimismo el ex ministro reconoció que “muchos de los policías que en juicios abreviados reconocieron tener relación con Alvarado terminaron con destino en San Lorenzo. Lo que nos lleva a tratar de interpretar si no había un lazo de protección judicial cuando Rodenas se desempeñaba aquí (NdR: en referencia al Poder Judicial) o en la política. Porque después aparecieron varios audios en los que Alvarado decía «hay que hablar con la doctora a ver si nos da una mano». Esto nos ponía en un foco de análisis muy particular”, aseveró el ex ministro de Seguridad en el primer año y medio de gestión del gobernador Omar Perotti.

Comentarios